BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
"Y llamarás su nombre Jesús". San Lucas 1:31

El nombre Jesús se encuentra en los 4 Evangelios 612 veces, y en el resto del Nuevo Testamento 71 veces.  El Nombre Cristo se encuentra en los 4 Evangelios solamente 56 veces, mientras que en el resto del Nuevo Testamento el Nombre Cristo  se encuentra 256 veces.
El nombre Jesús predomina antes  de su muerte, sepultura y resurrección, mientras que Cristo predomina después.
Jesús es el nombre personal del Señor.  Es su nombre terrenal, el nombre que le pusieron al nacer, el nombre conque vivió y murió.  Es el nombre de su humillación; de su sufrimiento; de su tristeza.  Es el nombre de aquel que se humilló a si mismo.  El nombre Jesús, en aquellos días del Señor, era bastante común, varios deben haberse llamado de esa manera.  Jesús es la forma griega  del nombre hebreo Josué, y ambos significan “Jehová nuestro Salvador.”  Este nombre, Jesús, era el que fue clavado sobre el en la cruz.
Otra vez enfatizamos el hecho de que el nombre Jesús es prominente en los Evangelios, mientras que el nombre Cristo es mencionado más en las Epístolas.  El nombre Jesús fue más prominente antes que la salvación fuese hecha y completada, mientras que el nombre Cristo es prominente después de que la obra de salvación fue terminada. Entonces, en los 4 Evangelios el nombre Jesús es predominante.
Las Epístolas son los escritos que nos brindan claramente la doctrina de salvación por gracia por medio de la fe en el sacrificio sustitutorio de Cristo.  Las Epístolas están llenas de la doctrina de salvación; y el énfasis es sobre el nombre Cristo y Señor!  Antes del Calvario se enfatiza el nombre Jesús; después del Calvario se enfatiza a Cristo: “Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” (Hechos 2:36);  “y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.  Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.” (Fil. 2:8-11).

Escrito por:   Dr. Cambron.    Fecha de publicación  12/11/2009 4:33 PM
Número de visitantes  1706


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad