BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Creciendo en el Conflicto.

Algunos lo aman, otros lo odian, pero todos vivimos con el conflicto. Varios de nuestros más antiguos recuerdos incluyen los enfrentamientos con nuestros hermanos y hermanas, y los desacuerdos con nuestros padres. Cuando asistimos a la escuela enfrentamos el conflicto con los compañeros de clase, o los profesores. Y como adultos podemos tener desacuerdos en el matrimonio, el trabajo, y aun en la iglesia. La forma como manejemos el conflicto, dice mucho acerca de nuestra personalidad y nivel de madurez. Algunos prefieren correr y esconderse, rehusando con firmeza resolver los desacuerdos. Con frecuencia las esposas se quejan de que sus maridos ignoran la comunicación seria, y prefieren "callarse como muertos, o explotar".
Otros, y todos los conocemos, crean conflictos dondequiera que van, convirtiendo un lugar pacífico en un campo de batalla minutos después que entran. Los asuntos menores son calificados como grandes, y cualquier espacio es pequeño para el desacuerdo. Tales  personas tienen un ego que necesita crear discusiones, y luego ganarlas a cualquier costo.
David fue empujado al conflicto en el momento cuando se ofreció a luchar contra Goliat. Esta fue la batalla más fácil de su vida porque la ganó con una pedrada certera. Nunca más pudo resolver un problema tan rápidamente. Su conflicto con Saúl se prolongó por 10 años, y el que sostuvo con sus esposas lo hizo objeto del ridículo público. El conflicto con sus hijos se convirtió en un escándalo nacional. También tuvo sus conflictos con Dios.
El propósito de esta serie es hacerle un seguimiento a la vida de David para beneficiarnos de sus errores y fracasos, y aprender cómo manejar y cómo no manejar un conflicto. Con frecuencia pensamos que David fue superior a otros siervos de Dios, pero, probablemente aprendamos más de sus debilidades que de sus áreas fuertes. Aunque era poderoso en la batalla, era débil en la casa. Si bien escribió poesía que se elevó a los cielos, muchas veces dudó y estuvo deprimido. Aprenderemos que raras veces Dios nos aparta del conflicto, y que por el contrario, más bien lo usa para producir madurez espiritual.
Únase a nosotros en la aventura que nos enseñará cómo una oveja logró permanecer con el Pastor, y cómo Dios modera el viento para el cordero despojado. A pesar de los fracasos de David fue un "hombre conforme al corazón de Dios" . Aunque murió con su cuota de remordimientos, Dios mismo escribió su epitafio: Mi siervo David (2Samuel 3:18). Eso también puede decirse acerca de nosotros si aprendemos de este famoso, pero imperfecto pastor, convertido en rey, quien vivió hace mucho tiempo.
La serie Creciendo a través del Conflicto, la encuentra en el Ciclo de Estudios de Personajes Bíblicos.

Libro: Creciendo a través del Conflicto.
Autor: Erwin Lutzer.
Editorial: Centros de Literatura Cristiana (CLC).

Escrito por:   Erwin Lutzer.    Fecha de publicación  7/1/2010 9:21 AM
Número de visitantes  1926


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad