BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
LA PRACTICA DE LA ORACION. Primera Parte
¿Qué enseña la Biblia sobre la oración? No puede haber progresos en ningún aspecto de la vida cristiana sin oración. Es por lo tanto importante para el nuevo creyente saber lo que la Biblia enseña sobre el tema. El siguiente desarrollo intenta responder algunas preguntas básicas:
A. ¿Por qué orar?
Porque la Biblia nos manda que lo hagamos (I Timoteo 2:8). El Señor Jesús fue un hombre de oración. Si Él sentía la necesidad de hacerlo, ¡cuánto más nosotros! I Tesalonicenses 5:17-18; Efesios 6:18.
B. ¿Cuán a menudo?
Deberíamos orar varias veces cada día. Es un buen plan orar al levantarse a la mañana y al ir a descansar a la noche. Entonces durante el día, deberíamos buscar al Señor cuando surgen los problemas, cuando necesitamos ayuda o sabiduría o cuando queremos agradecerle por algo. Nehemías a menudo elevó al cielo “oraciones en pequeñas frases” mientras estaba en la lucha de la edificación de los muros. Ciertamente cada cristiano debería inclinar su cabeza y dar gracias antes de comer sus alimentos, sea en público o en su hogar.
C. ¿En qué posición?
Daniel se arrodillaba cuando oraba (Daniel 6:10). Así también hizo el Señor Jesús (Lucas 22:41). Nehemías, por otro lado, oró mientras estaba parado delante del Rey (Nehemías 2:4). En general, los cristianos se arrodillan cuando están en casa, pero es aún su privilegio hablar con Dios mientras caminan por la calle o están en sus actividades diarias.
D. ¿Para qué?
Entre las Escrituras que responden esta pregunta están Filipenses 4:6; I Timoteo 2:1-3; y Mateo 9:38. No hay nada demasiado pequeño ni demasiado grande para orar. Muchos creyentes encuentran ayuda teniendo una lista de oración sobre la cual registran ítems como: (1) nombres de parientes y amigos no salvos. (2) nombres de aquellos que están enfermos o en necesidad. (3) nombres de aquellos que están sirviendo al Señor, tales como misioneros, evangelistas, y maestros.
No olvides incluir también alabanzas al Señor en tus oraciones y asegurarte que nuestro enfoque sea “la Gloria de Dios”. Cuando tus requerimientos sean específicos, verás respuestas específicas; si oras por la gente en general, sin nombrarles, no tendrás manera de saber si tus oraciones fueron respondidas.
Si necesita aprender más sobre que enseña la Biblia en cuanto a la oración, le motivamos a estudiar el curso Doctrinas Básicas de la fe Cristiana. Estas lecciones las encuentra en el Ciclo de Estudios Introductorios.

Escrito por:   Dr. Lowel Davey.    Fecha de publicación  8/20/2010 10:27 AM
Número de visitantes  2246


Próximo: ¡Algo mejor!
Previo: Amar a Dios
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad