BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Remedios para el dolor de cabeza.
Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Salmos 100:3

Me han comentado que las ovejas, siendo animales tontos, frecuentemente se alarman y en realidad corren unas sobre otras, huyendo de algo que las asusta. El pastor corrige el problema atrapando a una oveja y con gentileza, pero con firmeza,  la obliga a echarse y comer tranquilamente sobre la hierba que tiene debajo de sus patas. En nuestra actividad frenética, ajetreada, hostigante, en la cual los remedios para el dolor de cabeza se han convertido en el producto nacional de mayor venta, ocasionalmente nuestro Pastor y Salvador tiene que obligarnos a acostarnos. Cuando Él interviene en nuestro mundo frenético y vertiginoso, a menudo  nos obliga a descansar, si eso ocurre en su vida, dé gracias que los pastos son verdes.

Versículo clave para memorizar
“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. (Mateo 11:28-30)

Cómo abandonar el estrés del ajetreo.
Las señales que hay en la carretera son para advertirnos de los cambios o peligros que se avecinan. Dios también nos envía señales que encontramos en el camino.
Baje la velocidad
-Baje la velocidad y haga los cambios necesarios para tener una buena salud física. (Salmos 127:2)
-Baje la velocidad y alimente su vida espiritual. (Salmos 119:71)
Deténgase
-Deténgase y vea la verdadera razón del estrés. (Gálatas 1:10)
-Deténgase, confiese y aléjese de los pecados conocidos que hay en su vida. (Proverbios 28:13)
Ceda
-Ceda las circunstancias por las que está pasando al control soberano de Dios. (Proverbios 21:1)
-Ceda a Dios sus derechos y expectativas. (Proverbios 3:5)

“No es tan importante lo grande de la presión, sino de dónde viene.  No hay problemas mientras la presión no se interponga entre mi Salvador y yo. La presión me debe acercar más a Él, entonces a mayor presión, mayor será mi dependencia de Él”. - Hudson Taylor

Escrito por:   Charles R. Swindoll - Adaptado por el BBNBI.    Fecha de publicación  9/8/2010 12:12 PM
Número de visitantes  1596


Previo: La Rana.
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad