BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Como debemos servir al Señor

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” 1Co. 15:58
 
Pablo dice en este texto que debido a la resurrección, existe un futuro después de la muerte en la eternidad. Por esta razón, el trabajo para el Señor es importante y transcendental. Y este trabajo lo necesitamos hacer en armonía con Dios, contentos con Él, trabajando siempre con la perspectiva de la eternidad, haciendo cada servicio de corazón y sabiendo que no es en vano.

Debemos servir al Señor con:
 
I. Firmeza Espiritual:
Primeramente dice “estad firmes y constantes”.  “Firmes” significa algo sólido y bien asentado.  Sabiendo y conociendo nuestro destino, nos mantenemos donde estamos firmes como un soldado en la batalla, que no se mueve fácilmente.
Luego dice “constantes” y esta palabra significa que debemos servir de manera eficaz. También es una palabra militar y habla de un soldado que está listo para el ataque, listo para la acción.
II. Deseos de Progreso en el Servicio:
Pablo continúa diciendo “creciendo en la obra del Señor siempre”.  “Creciendo” implica mejorando nuestro rendimiento para el Señor.  Progresando en el servicio, sobreabundando, desbordando y excediendo.  Sobre todo en la propagación y el acrecentamiento del reinado de Cristo por dentro y por fuera. Por dentro, edificando a los hermanos y por fuera compartiendo el evangelio.
Y “creciendo…siempre”, también significa creciendo en todo tiempo, continuamente.  Aunque el obrero no reciba vacaciones, igualmente su deseo es trabajar, si no le dan prestaciones o salario, igual va a trabajar. Si es o no reconocido su servicio, igual va a trabajar, porque anhela trabajar para el Señor.  Al servir debemos pensar que servimos a personas, las cuales son preciosas almas; recordemos que el alma tiene un valor eterno. Cada uno de nosotros, los que servimos, no debemos olvidar que esto tiene un precio muy alto, la Sangre de Cristo.
III. Conciencia de la victoria final:
Pablo termina este texto diciendo que podemos estar firmes y constantes, creciendo siempre en la obra del Señor con una certeza, “sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”.  “Sabiendo” significa estar conscientes y entendiendo. "Trabajando" aun hasta la fatiga porque el trabajo no es en vano; es decir, no es vacío o sin fundamento. Tiene sentido, tiene recompensa, tiene valor aquí y mucho más en la Eternidad.
Cuando sirvamos a otros recordemos las palabras de Cristo: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.”

Que Nuestro Dios nos use para su Gloria en cada servicio que hagamos para Él.


Escrito por:   Edgar Contreras.    Fecha de publicación  11/19/2010 2:12 PM
Número de visitantes  3431


Previo: Precioso fruto
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad