BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La ira que no se controla

Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo. - Efesios 4:26

El estruendo de la alarma que provenía desde el interior de la iglesia provocó el pánico en mi corazón. Había llegado temprano un domingo por la mañana porque planeaba pasar un momento de paz y quietud antes del arribo de la congregación. Pero olvidé desactivar la alarma contra robos. Al girar la llave, el estruendo perturbador y molesto llenó el edificio y, sin duda alguna, los dormitorios de los vecinos que estaban durmiendo.
La ira se parece mucho a eso. En medio de nuestras vidas pacíficas, algo hace girar una llave en nuestro espíritu y activa la alarma. Entonces, nuestra paz interior, sin mencionar la tranquilidad de quienes nos rodean, se ve interrumpida por la fuerza perturbadora de nuestras emociones explosivas.
A veces, la ira llama apropiadamente nuestra atención hacia alguna injusticia que tiene que tratarse y nos estimula a una acción justa. Sin embargo, en la mayoría de los casos, es la violación de nuestras expectativas, derechos y privilegios lo que enciende egoístamente nuestra ira. En todo caso, es importante saber por qué suena la alarma y responder de una manera piadosa. Pero una cosa es segura, la ira no debe prolongarse sin ser controlada.
No es de extrañar que Pablo nos recuerde la advertencia del salmista: «Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo» (Efesios 4:26; Salmo 4:4).

La ira que no se controla es causa de alarma.

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario.    Fecha de publicación  12/14/2010 11:20 AM
Número de visitantes  1479


Próximo: Sólo Dios
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad