BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Cuando Dios parece estar ausente - Ester

Después de esto Mardoqueo volvió a la puerta real, y Amán se dio prisa para irse a su casa, apesadumbrado y cubierta su cabeza. Contó luego Amán a Zeres su mujer y a todos sus amigos, todo lo que le había acontecido. Entonces le dijeron sus sabios, y Zeres su mujer: Si de la descendencia de los judíos es ese Mardoqueo delante de quien has comenzado a caer, no lo vencerás, sino que caerás por cierto delante de él.
Aún estaban ellos hablando con él, cuando los eunucos del rey llegaron apresurados, para llevar a Amán al banquete que Ester había dispuesto. Ester 6:12-14
Si usted es como yo, muchas veces esperará a que se cumpla el adagio popular que dice que “el que la hace la paga”. En este caso, estamos esperando, y hasta deseando, que Amán reciba lo que se merece. Todo nuestro ser anhela que se haga justicia, especialmente con un fracasado como Amán, quien ya se ha pavoneado bastante.  Ni una sola vez ha ignorado Dios todo el envanecimiento de Amán ni su inicuo plan de asesinar a Mardoqueo y los judíos. Al Señor no se le han escapado sus palabras, el orgullo de su corazón, ni los motivos violentos y los prejuicios que hay detrás de sus decisiones. Dios estaba invisible, pero no inconsciente o pasivo. No había olvidado a su pueblo ni las promesas que les había hecho a ellos, y a sus enemigos.
Tocan a la puerta, y antes que pueda poner sus pensamientos en orden, Amán es sacado de la casa y escoltado al palacio para el banquete que significará su desgracia. No puedo evitar pensar si en trayecto hacia el palacio, Amán vio una vez más la horca que había construido para Mardoqueo, si sacudió la cabeza, o si sintió remordimiento por lo que había hecho.
Un magnífico principio teológico subrayado una y otra vez en las Escrituras es este: Cuando Dios parece ausente, Él está presente. Aunque usted piense que lo ha perdido todo, Dios utiliza eso como una oportunidad para que se dé cuenta que Él sigue teniendo el control, y también para ponerle de rodillas.
¿Siente que Dios ha estado ausente o inactivo en su vida, distante de alguna manera? Entonces, quiero recordarle esto: Es posible que Él haya parecido estar ausente, pero el Señor ha estado presente todo el tiempo. Además, Él conoce su corazón. Él conoce la verdadera condición de su alma. Conoce las impurezas ocultas de su motivación. Conoce la abismal perversidad de su pecado. Pero también ha oído su clamor, y Él no le rechazará.

Escrito por:   Charles R. Swindoll.    Fecha de publicación  4/28/2011 10:28 AM
Número de visitantes  1689


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad