BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿Quién es El?

Esta ha sido la pregunta por 2000 años.  Tenemos los testimonios y confesiones de hombres que le vieron: Juan el Batista: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” (Juan 1:29);  “Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios.” (Juan 1:34); Andres: “Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).” (Juan 1:41);  Felipe:  “Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.” (Juan 1:45);  Pedro:  “Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” (Mateo 16:16).
Entre las personas había divisiones causadas por esta pregunta, ¿Quién es El?  “Entonces algunos de la multitud, oyendo estas palabras, decían: Verdaderamente éste es el profeta.  Otros decían: Este es el Cristo. Pero algunos decían: ¿De Galilea ha de venir el Cristo?  ¿No dice la Escritura que del linaje de David, y de la aldea de Belén, de donde era David, ha de venir el Cristo?  Hubo entonces disensión entre la gente a causa de él.” (Juan 7:40-43).  Ver también Juan 9:17, 18; 10: 9-20; Lucas 5: 21.
Los hombres han cuestionado la Deidad de Cristo, pero los demonios no.  Ellos le reconocieron como el Creador y futuro Juez: “Y clamaron diciendo: ¿Qué tienes con nosotros, Jesús, Hijo de Dios?  ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?” (Mateo 8:29).
En el juicio del Señor Jesús, predominó esta misma pregunta: “Jesús, pues, estaba en pie delante del gobernador; y éste le preguntó, diciendo: ¿Eres tú el Rey de los judíos? Y Jesús le dijo: Tú lo dices.” (Mateo 27:11).  Ver también Mateo 26:63; Lucas 22: 67, 70.
Y mientras colgaba de la cruz, la pregunta todavía agitaba las mentes de sus enemigos:  “Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza, y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz.” (Mateo 27:39 40).
Mientras que tenemos los testimonios y las confesiones de aquellos que le vieron, nosotros mismos que confiamos en El, y que le amamos, tenemos el testimonio interior (Espíritu Santo) de que El es el Cristo, el Hijo del Dios Viviente:  “el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.” (Juan 14:17);  “nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.” (1 Corintios 12:3b).

Escrito por:   Dr. Mark G. Cambron    Fecha de publicación  5/13/2011 8:58 AM
Número de visitantes  1699


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad