BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Luchas espirituales

Empezó en año con luchas espirituales, en su casa, en el trabajo o en la iglesia. Bueno le recuerdo que estamos en una batalla espiritual y usted es un soldado de Cristo. Las luchas espirituales debe enfrentarlas con la armadura espiritual. Por favor no se le ocurra Huir de Dios, porque no funciona. Recuerde: “Que los esfuerzos que hacernos por escapar de nuestro destino solo sirven para llevarnos a él". El ensayista estadounidense Ralph Waldo Emerson escribió ese pensamiento en su libro La conducta de la vida, y es tan cierto hoy como lo era cuando escribió el libro. Debido a que Dios nos da libre albedrío, podernos elegir ignorar la voluntad de Dios, discutirla, desobedecerla y luchar contra ella. Pero al final, la voluntad de Dios prevalecerá; porque " el consejo de Jehová permanecerá para siempre" (Sal. 33:11) y "hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra" (Dn. 4:35).
El patriarca Job preguntó: "¿Quién se endureció contra él, y le fue bien?" (Job 9:4). Job conocía la respuesta y nosotros también: Nadie. Si obedecernos la voluntad de Dios, todo en la vida permanece unido; pero cuando le desobedecemos, todo empieza a desmoronarse. En ninguna parte de la Biblia aparece mejor ilustrada esta verdad que en las experiencias de Elimelec y su esposa Noemi. Usted puede aprender de ellos, para no equivocarse. Ellos en medio de los problemas tuvieron:
- Incredulidad: Huyeron de los problemas (Rut 1:1-5). Cuando las dificultades vienen a nuestra vida, podemos hacer una de estas tres cosas: aguantarlas, huir de ellas o usarlas para nuestro bien.
- Engaño: Ocultaron sus errores (Rut 1:6-18). Cada vez que desobedecemos al Señor y nos apartarnos de su voluntad, debernos confesar nuestro pecados y regresar al lugar de bendición.
- Amargura: Culparon a Dios por sus dificultades (Rut 1:19-22). No podemos controlar las circunstancias de la vida, pero sí podemos controlar cómo respondemos. De eso se trata la fe, atrevernos a creer que Dios está obrando en todas las cosas para nuestro bien cuando no sentimos que sea así ni veamos que está ocurriendo.

Usted puede evitar estos errores, estudiando la serie Seamos Dedicados. Encuentra esta serie de lecciones en el ciclo de Estudios de Libros de la Biblia.

Escrito por:   W. Wiersbe - Seamos Dedicados    Fecha de publicación  1/13/2012 4:39 PM
Número de visitantes  1705


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad