BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña, p/este sitio::


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿Por qué estudiar y aprender de la Palabra de Dios?

Porque como hijos de Dios necesitamos ser guiados por nuestro Padre y en la Biblia encontramos la voluntad escrita de Dios, su consejo para cada necesidad, es la provisión de sabiduría para las decisiones, es la fuente divina de autoridad para nuestra vida. Debido a eso Jesucristo dijo: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Jn. 5:39). Se puede aprender de las Santas Escrituras:
Leyendo de Dios: Desarrolle un plan ordenado para la lectura bíblica diaria. Invierta un tiempo tranquilo para leer el Antiguo Testamento, si encuentra diferentes aspectos que no entiende anótelos, posiblemente con la lectura progresiva se irán aclarando y si no consúltele a alguien de confianza. En cuanto al Nuevo Testamento empiece por un libro o carta breve, por ejemplo 1 Juan. La simple lectura de los conceptos de Dios, ayudaran y cambiaran su vida paulatinamente a medida que decide practicarlos. (Jn. 17:17- Sal. 119:9 -11)
Escuchando de Dios: Muchas personas no aprenden mas porque no desean saber, ni desean escuchar. Podemos escuchar en la Iglesia, en la radio, por medio de un  CD, o en algún dispositivo que almacene MP3. De esta forma escuchando es posible cultivar una mente obediente y dócil.  Cuando este en la iglesia decida escuchar con una mente dispuesta a oír la Voz de Dios, no permita que nada le distraiga, concéntrese y con Biblia abierta preste mucha atención. Luego comprométase con Dios a practicar las verdades que Dios pone en su corazón. Si usted hace esto le garantizo que pronto no será la misma persona (Neh. 8: 4, 8).
Meditando en Dios: Un tiempo privado de meditación con la Biblia es una prioridad absoluta. Ese tiempo invertido con el Señor es el secreto de una vida cristiana victoriosa. Cuando reflexionamos en Dios, asimilamos las verdades de la Biblia y podemos conocerlo mejor (Jos.1:8). A través de la meditación, Dios profundizará nuestro deseo de Él.
Caminando con Dios: El Señor quiere escucharnos por medio de la oración, pero también tiene mucho que decirnos. El tiempo es un ingrediente fundamental de comunión con nuestro Salvador. Darle toda nuestra atención es otro aspecto vital del compañerismo con Él. Nuestra confianza crece a medida que conocemos más a Dios y la Biblia es nuestro principal recurso para caminar cerca de su persona (Lc. 24: 27-32).
Cambiando para Dios: La Escritura es el medio fundamental de comunicación de Dios. Ella es completa, absoluta, infalible, inerrante en su contenido. Por contener los principios relacionados con todos los aspectos de la vida, la Biblia es el libro de Dios para una vida santa y transformada. Ella para los hijos de Dios es fuente de poder, de victoria, de crecimiento y guía. (1P. 2:2 – Ef. 6:17 –Sal. 119:105).
Los beneficios que obtenemos al decidir aprender de las Escrituras son maravillosos y eternos. Acepte el desafió de estudiar la Biblia, inscríbase y comience hoy mismo. Estudiar en el Instituto de BBN, no implicara ningún costo, porque es absolutamente gratis.

Escrito por:   Equipo de Trabajo del BBN IB    Fecha de publicación  2/26/2012 7:37 PM
Número de visitantes  1548


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad