BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿Cómo ser una mujer estable? - Tercer parte

¿Qué puedes hacer para permanecer en la senda de Dios en medio de tus diversas problemáticas? He aquí la última idea:
Paso 4: Enfrenta tus pruebas con la seguridad que Dios está contigo. Dios no solo es soberano en todos los sucesos de tu vida, incluso las pruebas, sino que te acompaña en cada paso del camino en medio de ellas. Él te ayudará a enfrentar cada dificultad. Cuando pasas por las aguas y por el fuego, Él estará contigo (Is. 43:2). Él estará contigo en el valle de sombra de muerte (Sal. 23:4). Así como la bóveda de una gran catedral suaviza el sonido de la música, la providencia de Dios mitiga y ennoblece cualquier aflicción, pena, pérdida o prueba que encuentres. Su fortaleza está a tu alcance para darte el poder y la capacidad de permanecer firme frente a las tormentas. Él te ayudará a soportar tus cargas y a convertirlas en gloria.
Recuerda nuestra frase para esta parte:
“La perseverancia no es una sumisión pasiva ante las circunstancias, sino una respuesta activa ante las dificultades de la vida. No es resistencia pasiva, sino la virtud de permanecer firme frente a las tormentas. No es la simple actitud de soportar las pruebas, sino la capacidad de convertirlas en algo glorioso, triunfante”.
Repasemos:
Paso 1: Mira hacia adelante. Céntrate en lo que tienes por delante.
No mires atrás . . . Él ya ha dispuesto cada cosa, y suplirá a cada instante, en cada paso todo lo que necesitas para vivir este día como a Él le agrada (2 P. 1:2-4). Dios estará contigo todo el tiempo.
Paso 2: Céntrate en lo positivo.
Está atenta al camino (tienes que encontrar la senda de Dios y recorrerla), sin olvidar mirar hacia arriba. El salmista nos recuerda: "Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios" (Sal. 103:2). Al final de cada día recuerda la bondad de Dios y enumera los múltiples beneficios que has disfrutado.
Paso 3: Céntrate en las promesas de Dios.
Santiago pensaba en el porvenir cuando escribió: "Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman" (Stg. 1: 12).
Paso 4: Enfrenta tus pruebas con la seguridad que Dios está contigo. Dios no solo es soberano en todos los sucesos de tu vida, incluso las pruebas. Él te ayudará a enfrentar cada dificultad. Cuando pasas por las aguas y por el fuego, Él estará contigo (Is. 43:2).
Inscríbase hoy y desafíese a estudiar la hermosa serie Encuentra la senda de Dios en medios de tus Problemas y en el Ciclo de Estudios Bíblicos para Mujeres.

Escrito por:   E. George - Encuentra la senda de Dios    Fecha de publicación  3/28/2012 4:22 PM
Número de visitantes  1299


Próximo: Preguntas de David
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad