BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña, p/este sitio::


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Comprender la Paz del Señor - Segunda parte

Para disfrutar de la paz de Dios tenemos que confiar activamente en Él. Jesús declaró como un hecho: «En el mundo tendréis aflicción» (Jn. 16:33), pero como cristianos que permanecen en Cristo hay paz incluso durante la tribulación mientras descansamos en la presencia de Dios y confiamos en sus promesas. Cuando andamos por el Espíritu, nuestra vida se caracteriza no por la inquietud, el pánico y la ansiedad, sino por la paz que procede de confiar en Dios. En medio de las circunstancias más difíciles de la vida, la paz del Espíritu «guardará [nuestros] corazones y [nuestros] pensamientos » (Fil. 4:17), sirviendo como centinela de nuestros pensamientos y nuestras emociones a pesar de la turbulencia de la vida.
Pienso en la paz como el sacrificio de confianza. Usted y yo realizamos el sacrificio de confiar cuando afrontamos las realidades dolorosas y angustiosas de nuestra vida y luego optamos por confiar en Dios en vez de dejarnos arrastrar por el pánico o desmoronarnos. Cuando las circunstancias en mi vida me tientan a dejarme llevar por el pánico, sentirme aterrorizado, ser un manojo de nervios o estar lleno de pavor, puedo elegir rendirme ante esos sentimientos o confiar en Dios y presentarme ante Él para ser lleno de su paz. Debo realizar esta elección consciente siempre que veo las nubes de tormenta acercándose, siempre que las confusiones, estupefacciones y perplejidades de la vida amenazan aturdirme.
Puedo bien confiar en el Dios Todopoderoso o sucumbir a las emociones de la carne. Elegir confiar en Dios -realizar el sacrificio de confiar- me hace experimentar su paz incluso en medio de un rugido tremendo. Realizamos el sacrificio de confiar y experimentamos la paz de Dios cuando:
- Cuando elegimos no dejarnos arrastrar por el pánico, sino descansar en la presencia de Dios.
- Cuando abandonamos nuestro terror, y confiamos en la sabiduría y los caminos de Dios.
- Cuando rechazamos nuestra ansiedad, y recordamos que Dios está en control.
- Cuando ignoramos nuestro temor, y en su lugar aceptamos lo que Dios nos manda.
Si usted desea comprender y experimentar la Paz que nos concede el Señor Jesús, le animamos a estudiar el curso el Jardín de la Gracia de Dios. Este curso lo encuentra en el Ciclo de Estudios Bíblicos para Mujeres. Inscríbase hoy mismo y estudie la Biblia totalmente Gratis en el Instituto Bíblico de BBN.

Escrito por:   E. George - El Jardín de la Gracia de Dios    Fecha de publicación  4/20/2012 3:05 PM
Número de visitantes  1514


Previo: Matar el tiempo
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad