BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Silencio, por favor!

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios… —Salmo 46:10

Nuestro mundo se ha vuelto cada vez más ruidoso. No obstante, según un informe, la ciencia ha descubierto una manera de lograr silencio absoluto: «Los científicos han presentado el diseño de una “placa acústica” que podría hacer los objetos impermeables a las ondas sonoras. Esta tecnología, explicada en la revista New Journal of Physics, podría utilizarse para construir casas a prueba de ruidos, salas de concierto de avanzada o buques de guerra silenciosos».
Cuando buscamos un lugar tranquilo para estar a solas con Dios, tal vez nos gustaría tener una «placa acústica». Sin embargo, aunque pudiéramos silenciar todos los sonidos externos, el ruido interior de las preocupaciones podría seguir reverberando en nuestra mente. Se nos dice: «Estad quietos, y conoced que yo soy Dios» (Salmo 46:10). Pero, en términos prácticos, ¿cómo acallamos el corazón?
Dios entiende nuestro dilema y provee Su propia «placa acústica» para aquietar nuestro interior: intercambiar nuestras preocupaciones por Su paz. «Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús» (Filipenses 4:6-7). Cuando colocamos nuestras angustias en las expertas manos de Dios, hallamos la tranquilidad que sólo Él puede brindar.

Dios da paz a quienes están en silencio delante de Él.

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  5/28/2012 7:18 AM
Número de visitantes  1163


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad