BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Qué dice la Biblia sobre el GOZO - (más)...

Nuestro gozo también es «inefable» (1 P. 1:8); es un «gozo que trasciende las palabras». Descrito como una «muestra del gozo celestial», el gozo cristiano no se puede expresar ni articular plenamente. No podemos explicar por qué sentimos gozo cuando nada en nuestra vida sugiere que deberíamos sentirnos gozosas, y ese hecho señala a un punto común de confusión acerca del gozo. El gozo espiritual verdadero no es felicidad. La «felicidad»es un estado de buena fortuna y prosperidad. Por definición, la felicidad se relaciona con las circunstancias y depende de éstas. Si todo marcha bien, nos sentimos felices, pero tan pronto como una nube oscura o la irritación entra en nuestra vida, nuestra felicidad se esfuma. La felicidad puede ser un gozo falso y, puesto que las circunstancias fáciles no son la norma de la vida (Jn. 16:33), la felicidad es fugaz. De hecho, el apóstol Pablo predicó la verdad de que «todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución» (2 Ti. 3:12). El gozo de Dios es un don de gracia para nosotros a medida que encontramos la dificultad, la tribulación y la persecución de vivir en este mundo. Este gozo sobrenatural, dado por medio del Espíritu de Dios, transciende todas las condiciones de la vida. Como hijos de Dios mediante el nuevo nacimiento podemos beber hasta la saciedad de la interminable corriente de gozo de Dios, ¡sin importar lo que la vida nos ofrezca! Deténganse y alabe a Dios porque nuestro gozo como cristianas:
• No depende de las circunstancias, sino de las realidades espirituales de la bondad de Dios, su amor incondicional hacia nosotros y su gran victoria sobre el pecado y las tinieblas.
• No se basa en nuestros esfuerzos, logros, ni fuerza de voluntad, sino más bien en la veracidad de nuestra relación con el Padre a través del Hijo.
• No es una mera emoción, sino el resultado de elegir mirar más allá de lo que parece ser verdadero en nuestra vida a lo que es verdadero sobre nuestra vida perdonada, salvada y redimida por Cristo.
En resumen, nuestro gozo espiritual no es «una experiencia que procede de circunstancias favorables sino de un sentimiento de bienestar que reside en el corazón de la persona que sabe que todo está bien entre ella y el Señor.»
Estudie el gozo verdadero, que es una de las característica del Fruto de Espíritu, escuchando la serie el Jardín de la Gracia de Dios. Encuentra estas lecciones en el Ciclo de Estudios Bíblicos para Mujeres. Inscríbase y comience a estudiar completamente Gratis en el Instituto Bíblico de BBN.


Escrito por:   E. George - El Jardín de la Gracia de Dios    Fecha de publicación  6/14/2012 3:43 PM
Número de visitantes  1218


Previo: Es asunto mío
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad