BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
El Espíritu de Dios usa la Palabra de Dios

El autor francés Víctor Hugo dijo hace más de un siglo: "Inglaterra tiene dos libros: La Biblia y Shakespeare. Inglaterra hizo a Shakespeare, pero la Biblia hizo a Inglaterra". Los historiados apoyan este punto de vista diciendo que la Inglaterra de la reina Elizabeth era en verdad el país de un libro, y ese libro era la Biblia.
Cuando los peregrinos llegaron a Norteamérica trajeron con ellos la misma reverencia por la Palabra de Dios. "La Biblia vino con ellos", dijo el estadista Daniel Webster, "y no cabe duda que a la lectura libre y universal de la Biblia hay que atribuir el que en aquel tiempo los hombres obtuvieran la visión correcta de las libertades civiles". Podemos debatir el que la Biblia esté "formando" hoy a alguna nación, pero una cosa es cierta: Las Escrituras ayudaron a la "formación" de la nación de Israel. Ellos son un "pueblo del Libro" como ningún otro lo ha sido, y a la iglesia le iría bien hoy seguir el ejemplo del antiguo Israel. Cuándo el pueblo de Dios se aleja de amar, leer y obedecer la Palabra de Dios, pierden la bendición divina. Si queremos ser como un árbol fructífero, debemos deleitarnos en la Palabra de Dios (Sal. 1:2, 3).
Esto explica por qué Nehemías convocó una "conferencia bíblica" e invitó al escriba Esdras a ser el maestro. Los muros estaban ahora terminados y las puertas estaban colgadas. Las necesidades materiales de la ciudad se habían satisfechos, había llegado ahora el momento de enfocarse en las necesidades espirituales del pueblo que vivía en la ciudad. Los capítulos 8- 13 del libro recogen ese ministerio espiritual: instrucción del pueblo (cap. 8), confesión de pecado (cap. 9), dedicación de los muros (caps 10-12), y purificación del compañerismo (cap. 13).
Es importante notar que Esdras y Nehemías pusieron la Palabra de Dios lo primero en la vida de la ciudad. Lo que ocurrió en Jerusalén a partir de aquel momento en adelante fue una consecuencia de la respuesta del pueblo a las Escrituras. "La tarea principal de la iglesia y del ministerio cristiano es la predicación de la Palabra de Dios", dijo el doctor Martyn LloydJones. Los períodos y eras de decadencia en la historia de la iglesia han sido siempre aquellos tiempos cuando la predicación había declinado" (Predicación y predicadores).  El Espíritu de Dios usa la Palabra de Dios para purificar y avivar los corazones del pueblo de Dios. Debido a eso le motivamos a estudiar la Biblia con nosotros y específicamente el curso Seamos Decididos, curso disponible en el ciclo de Estudios de Libros.
Recuerde si Dios va a trabajar en y por medio de su pueblo, debemos entonces responder positivamente a su Palabra. Estudie con nosotros, inscríbase hoy mismo, y estudie Gratis la Palabra de Dios.

Escrito por:   W. Wiersbe - Seamos Decididos    Fecha de publicación  8/7/2012 3:58 PM
Número de visitantes  1233


Previo: Fe con obras
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad