BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Unidos a Cristo

Probablemente el hecho doctrinal más importante que apuntala una vida espiritual es la unión que tiene el creyente con Cristo. Es fundamento de la verdad de que el cristiano está crucificado con Cristo, la que a su vez es base de la liberación del poder del pecado. Por desgracia, este concepto se entiende poco, no se presenta equilibradamente y no se aplica.
¿Cómo es que nos encontramos situados en Cristo? ¿Cómo conseguimos esta posición? La contestación a esta pregunta es que estamos colocados en Cristo, no por nada que nosotros hayamos hecho, sino por el soberano trabajo de bautismo llevado a cabo por el Espíritu Santo.
En 1 Corintios 12:13 leemos: « Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu» . En otras palabras, esta posición, que es la base de todo vivir victorioso, se efectúa por algo que Dios hace para nosotros por medio de la obra de bautismo del Espíritu Santo.
Quizás no haya obra del Espíritu Santo más confusa que ésta. Muchos de los que han tenido una gran experiencia espiritual después de la salvación la han llamado « bautismo del Espíritu». Se han encontrado tan envueltos en una experiencia preciosa que les ha sido difícil comprender la doctrina bíblica. Tal circunstancia acarrea trágicas ramificaciones porque la falta de comprensión de la doctrina de la obra bautizadora del Espíritu Santo oscurece la importante verdad de la unión con Cristo que es la base de la genuina espiritualidad.
Hay al menos cuatro características de la obra bautizadora del Espíritu. Veamos la primera:
1. Todos los creyentes han sido bautizados por el Espíritu. Este ministerio no se ha reservado para unos pocos seleccionados. Si fuera así, el cuerpo de Cristo estaría compuesto sólo de aquellos seleccionados o espiritualmente calificados para ser bautizados.
En el pasaje clave (1 Co. 12:13) observamos que Pablo no dijo que sólo los espirituales de Corinto habían sido bautizados. Dijo que todos. Notamos también que no les exhortó para que se bautizaran, como hacen algunos grupos hoy día, con objeto de ser espirituales.
Ciertamente esto habría sido una fácil solución para los problemas creados por la carnalidad en la iglesia de Corinto, de ser una solución válida. Pero el bautismo, de por sí, no da poder; nos coloca en una relación de la que puede salir poder. Más prueba de que todos los creyentes han sido bautizados se ve en la falta de exhortaciones o mandamientos en el Nuevo Testamento para ser bautizados por el Espíritu. Si algunos cristianos han sido bautizados y algunos no, sin duda encontraríamos en alguna parte exhortación para los que no han sido bautizados. Pero en ninguna parte se encuentra, lo que confirma el hecho de que todos los creyentes han experimentado esta obra del Espíritu.
Pare aprender aun más de la Unidad con Cristo, le invitamos a estudiar el curso Equilibrio en la Vida Cristiana. Estas lecciones las encuentra en el Ciclo de Estudios de Vida y Hogar Cristiano. Inscríbase hoy mismo, estudie absolutamente Gratis en  el Instituto Bíblico de BBN es totalmente Gratuito.


Escrito por:   Equipo de Trabajo de BBNBI.    Fecha de publicación  10/16/2012 4:10 PM
Número de visitantes  952


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad