BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Fortaleza para llorar

Leer: Géneis 43:24-30
De repente, este gran hombre, este fuerte y eficiente primer ministro de una nación poderosa, se derrumba por dentro. Al igual que el resto de nosotros, los grandes hombres y mujeres tienen momentos en su vida cuando les resulta imposible contener sus emociones.
Pierden la serenidad, y quedan a merced de sus sentimientos. Esto fue lo que le sucedió a José cuando llegó el largamente esperado momento. En esos sagrados momentos nos quedamos sin palabras. Muchas veces necesitamos estar solos para recuperar la calma. Y José así lo hizo.“Entonces José se dio prisa, porque se conmovió profundamente a causa de su hermano y estuvo a punto de llorar. Entró en su habitación y lloró allí” (Génesis 43:30).
¿Puede usted imaginar la escena? De pronto, el apuesto y confiado líder de millones de personas se va corriendo a su habitación y se derrumba en sollozos. Recuerda todos aquellos años.Toda la soledad. Toda la separación. Todos los momentos, los cumpleaños y ocasiones especiales sin su familia. Era demasiado para poder contenerse, como un río que se precipita en un lago, desbordando una represa. Las lágrimas corren, y exhala grandes sollozos. De repente, fue como un niñito que extrañaba a su padre.
Ha habido momentos en mi vida en los que he tenido dudas, en los que he tropezado contra grandes grietas que aparecieron en mi mundo. He tenido momentos en los que me he metido en la cama llorando, clamando a Dios, lo mismo que usted. Así es la vida, cuando uno decide ser auténtico, en vez de proteger una imagen superconfiada. Es consolador saber que no somos los únicos que hemos tenido momentos así, ¿verdad?
Es cierto que José era un hombre grande y poderoso, pero también era un ser humano auténtico con emociones humanas auténticas, que podía apartarse del poder y tener la fortaleza para derramar su corazón en llanto.

Así es la vida, cuando uno decide ser auténtico, en vez de proteger una imagen superconfiada - Charles Swindoll

Escrito por:   Pastor Charles Swindoll.    Fecha de publicación  7/2/2013 1:56 PM
Número de visitantes  955


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad