BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿Por qué cosas debo orar?

“Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Romanos 8:26
Pablo escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, hace una declaración en la cual debemos meditar y admitir. Uno de los problemas más grande que tenemos los cristianos es la debilidad de la ignorancia “pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos”. Ser ignorante significa no tener conocimiento, yo soy ignorante de muchas cosas o sea no tengo todo el conocimiento, en muchos aspectos soy ignorante. Por favor no lo tome como un insulto pero todos somos ignorantes. Pablo estaba diciendo que hay una debilidad y esa debilidad es la ignorancia por eso dice “el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad”. Entonces esa debilidad es nuestra ignorancia no sabemos pedir como conviene. ¿Ahora lo admite usted? Muchas veces el creyente es ignorante de aquello que es mejor para su vida, y por eso incapaz de escoger apropiadamente. Es una realidad trágica,  inclusive en mi vida interior, en mi comunión con Dios, en mi vida de oración hay veces que la ignorancia se apodera de mí. Y estoy seguro que usted también lo admite. Esta es una realidad, como nos cuesta expresarnos, para que nuestras oraciones correspondan a nuestras necesidades. Las debilidades mencionadas en este versículo no son físicas, sino espirituales. Filósofos como Diógenes o Pitágoras dieron esta verdad como motivo por el cual los hombres no deben orar,  ellos pensaban “si uno no sabe porque orar, para que orar”. Pero estos hombres estaban equivocados, fíjese una vez más que dice el versículo “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad”. El Espíritu Santo es el Ayudador de los cristianos al orar. Este oficio es dado al Espíritu por el Señor Jesucristo mismo, en el Evangelio de Juan 14:16 dice “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre”, y en Juan 14: 26 dice también “el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”. Otra declaración del Señor también dice “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré” (Juan 16:7). Estas son promesas del Señor Jesús diciendo que cuando el Espíritu Santo venga actuaría como un intercesor o un abogado. En estos versículos se utiliza la palabra Consolador que es la palabra griega “paracletos” la cual significa uno llamado al lado, llamado a asistir o simplemente un ayudador. Entonces una de las funciones del Espíritu Santo es que su presencia y ayuda van a estar presentes cuando nuestra debilidad ataque nuestras oraciones. Cuando estamos muy cansados para orar, muy preocupados, exhaustos o enfermos, inconcientes y  no podemos orar, es allí cuando el Espíritu nos ayuda. ¡Esta es una verdad muy reconfortante!
Entonces nuestro tema principal será  ¿Por qu
é cosas debo orar? Creo que muchos de nosotros somos egoístas en nuestras oraciones, nuestros pedidos muchas veces tienen que ver con aquellas cosas que queremos, oramos por nuestros deseos en lugar de orar por nuestras necesidades. Como ese hombre que oraba “Señor bendíceme y a mi esposa, y a mi hijo y su esposa, y ha nosotros cuatro. Amen” Bueno esa es una oración más que egoísta y muchas veces oramos así. Nuestras oraciones tienen que ver con nuestros deseos y necesidades, no siempre oramos por los problemas de otros, a menudo no intercedemos lo suficiente por otros. Voy a decirlo de nuevo nuestras oraciones son egoístas y egocéntricas, generalmente tienen que ver con cosas que queremos. Pero permítame compartir con usted en algunas lecciones, algunos pedidos que encontramos en la Biblia, por los cuales cada creyente debe orar, y por los cuales Dios quiere que oremos. Anímese y comience hoy a enriquecer su vida de oración con estas lecciones, que encuentra en la Ciclo de Estudios Bíblicos a Elección.


Escrito por:   Dr. Lehman Strauss - adpatado por el BBNBI.    Fecha de publicación  5/29/2008 4:26 PM
Número de visitantes  2592


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad