BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Hoy Dios vuelve a decirte que Él sigue siendo tu socorro!

"Pero Dios es mi socorro; el Señor es quien me sostiene." Salmo 54:4

Nos regalaron este texto maravilloso y me pareció muy bueno para compartirlo. El viernes fue el cumpleaños de Connie, mi hija menor cumplió un año. Toda una vida para ella. Apenas un 25% de la vida de Juampi y un tiempo corto para Miriam o para mí. Connie apenas tiene un año y yo ya tengo cuarenta. Se me pasó rapidísimo este primer año de la mi hija. Ya comienza a caminar. Habla con su lenguaje inentendible y está preciosa. Pero sólo fue un corto año. Sin embargo para ella fue toda su vida. ¡Cómo cambian las realidades según de donde se las mire!
El salmista también estaba viendo una realidad que le tocaba vivir, y que no era agradable. Estaba amenazado, en problemas, solo y angustiado. Só lo veía un futuro negro, sin esperanza. ¿Cómo se cambia la mente de alguien que sólo ve un porvenir pesimista? ¿Qué aquello que espera son calamidades y problemas? ¿Qué aquello que recuerda son los malos momentos vividos?
El salmista pensaba así, era pesimista, negativo, estaba deprimido y angustiado, hasta que enfocó su mirada. Miró más allá de su problema y pudo ver que Dios es su Escudo y Fortaleza. Olvido que Dios es su socorro, es quien ayuda y siempre está disponible. Dios no se olvidaba de él, ni lo dejaba en el banco de suplentes. El salmista pudo descubrir que más allá de la realidad que él podía estar viviendo, había otra realidad, la realidad de Dios.
Tal vez hoy estás como el salmista, viviendo una realidad triste y agobiante que te entristece y angustia. Y tal vez estás pensando que no hay salida, que no hay otra realidad posible. Tal vez pensás como Connie que un año es toda una vida, porque es tu única realidad. Hoy Dios vuelve a decirte que Él sigue siendo tu socorro, y que Él es quien te sostiene. Podés ver otra realidad, si desenfocás tu mirada de tu problema y levantás la mirada. Nadie te dice que será fácil, ni que los problemas van a desaparecer como por arte de magia, ni que tu realidad va a ser color de rosas. Pero Dios puede darte la confianza y la fuerza para enfrentar esa realidad que estás viendo, con la seguridad de saber que Dios te sostiene, y por eso podés seguir.

REFLEXIÓN - Si Dios te socorre, podés ver otra realidad.

Un gran abrazo y bendiciones.

Escrito por:   Utilizado con permiso de Daniel Pérez Cliffe.    Fecha de publicación  7/30/2008 11:40 AM
Número de visitantes  1933


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad