BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La Cruz de Cristo es el símbolo más glorioso de la Victoria de Dios.
"En cuanto a mí, jamás se me ocurra jactarme de otra cosa sino de la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo." Gálatas 6:14

Paseando por distintas ciudades, un matrimonio con su hijo de tres años, visitaron museos, iglesias, y centros turísticos. Al visitar una antigua catedral, mirando la cruz en el centro del altar, el pequeño le pregunta a su madre: Mami, ¿Qué significa ese signo más?
¡Que notable simpleza la mirada de un niño! Viendo la cruz de Cristo, vio simplemente un signo más. Me sorprendió mucho la simpleza de la historia. He visto la cruz durante toda mi vida, y jamás la hubiera asociado a un signo más. Tal vez por los preconceptos de los adultos, tal vez por la falta de imaginación, o por la complicada idiosincrasia latina.
Esta breve historia me hizo pensar. La cruz de Cristo suma, pero mirándola de reojo, en realidad restaría. Es el símbolo de castigo, de la tortura, del dolor, del fracaso y de la derrota. Una mirada sin la óptica de Dios podría ver en la cruz un desastre, problemas y dudas.
Sin embargo, la Cruz de Cristo es el símbolo más glorioso de la Victoria de Dios. Es el símbolo más visible del perfecto Amor de Dios. La cruz de Cristo, lejos de ser un lugar de vergüenza y derrota, es el sitio donde se potencia el poder de Dios. Allí Cristo venció a la muerte. Allí Cristo mostró la supremacía del amor divino, que desechando su propia comodidad y dignidad, Él mismo se hizo pecado para salvarnos. Allí se cumplen todas las profecías del Mesías y se inicia el Nuevo Pacto de Dios con el hombre. En la cruz de Cristo comienza la maravillosa Gracia de Dios, que desparrama amor sin esperar nada a cambio.
¡Cómo no va a sumar la Cruz de Cristo! suma para tu paz, para tu perdón, para tu amor, para tu comprensión, para tu consolación, para tu comunión. Suma, siempre suma. ¿Qué ves hoy en la Cruz de Cristo? Si sólo ves la rutina religiosa, o una pesada carga de ritos, el niño de la historia, te invita a que renueves tu mirada y redescubras la gloriosa realidad de la Cruz.

REFLEXIÓN: ¡Hay Gloria en la Cruz, eso suma!

Escrito por:   Devocional PC - Daniel Pérez Cliffe.    Fecha de publicación  9/15/2008 3:15 PM
Número de visitantes  1730


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad