BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Josué: Un creyente Fiel.

Después de una desalentadora campaña militar al inicio de su carrera, el duque de Wellington señaló que había “aprendido aquello que no se debe hacer, y eso es siempre significativo”.  La reputación de los líderes no solo se fundamenta en aquello que hacen, lo que optan por no hacer es importante también.
Cuando los israelitas llegaron al Monte Sinaí, Moisés llevó a Josué a la cima de la montaña para que tuviera una experiencia inolvidable (Éxodo 24:13, 23:17-18). Las Escrituras señalan: “Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí… Y la apariencia de la gloria de Jehová era como fuego abrasador”. (Éxodo 24:16-18). Al pie del Monte, Aarón y Hur quedaron como líderes por cuarenta días, mientras Moisés y Josué estuvieron ausentes (Éxodo 24:14). Durante el encuentro sagrado que Moisés y Josué tuvieron con Dios, Dios le dio a Moisés los diez mandamientos. También detalló instrucciones específicas sobre la adoración y una vida santificada.
Mientras tanto, sus líderes, los que se habían quedado detrás, se pusieron inquietos y comenzaron a alborotarse. Uno de los grandes fracasos de la historia bíblica tuvo lugar cuando los hebreos motivaron a Aarón, sacerdote de Dios, para les construyera un dios que pudieran ver y adorar. Él tomó a regañadientes el oro que le dieron y lo convirtió en un becerro de oro (Éxodo 32:1-6). A pesar de haber atestiguado los poderosos juicios de Dios contra sus enemigos, y después de estar ellos mismos experimentando el milagro de la provisión de Dios, los israelitas voluntariamente abandonaron al Dios verdadero por una imagen inerte. ¡Qué increíble afrenta al Dios todopoderoso!

Un espíritu Dispuesto.  

El contraste entre Aarón y Josué es revelador. Nunca leemos de Josué cediendo a la presión del pueblo. Aarón, sin embargo, parece haber sido persuadido con facilidad. Cuando diez de los doce espías se oponían a que el pueblo entrara en la tierra prometida, no hay indicios que Aarón se manifestara a favor de obedecer a Dios, tal y como lo hizo Josué, cuánto más por ser Aarón el vocero elegido por Dios (Éxodo 4:14-16). El sacerdote Aaron era un orador talentoso. Uno puede imaginarlo animando a las multitudes para que hicieran lo correcto, de la misma manera que Demóstenes brillantemente exhortó a sus coterráneos atenienses, o como lo hizo Cicerón desafiando a sus paisanos romanos. Pero Aarón aparentemente se quedó callado cuando debió haber encarrilado el pueblo hacia Dios.
Por otro lado, Josué no se muestra como orador elocuente, sin embargo nunca dejó de hablar como vocero de Dios, y la verdad es que la elocuencia sin obediencia no vale nada. De hecho, es peligrosa. Dios probó por medio de Josué y otros líderes incontables, que un espíritu dispuesto es aquello que Él busca cuando despliega su poderosa obra. Tal vez Josué reconocía que no era un orador talentoso, y esto le permitió depender completamente del Señor y llegar a ser un líder tan eficaz.

Dios escoge el carácter

¿Por qué Dios permitió a Josué acompañar a Moisés al monte? (Éxodo 24:12-13). ¿Necesitaba el anciano Moisés que Josué le cuidara mientras iba al encuentro con Dios? Ya sea que Moisés necesitara a Josué o no, Dios debió haber querido que Josué tuviera un encuentro con el que transformaría su vida, tal y como lo tuvo Moisés. Josué necesitaba una experiencia íntima con Dios para llevar a cabo la enorme tarea que le aguardaba.
Dios confiere asignaciones a quienes tienen el carácter para llevarlas a cabo. Dios tenía una asignación increíblemente difícil para Josue, así que moldeó su carácter, en parte por medio de la presencia de Josué en el monte. Ese momento profundo en la cima grabó una pauta para una intimidad de por vida entre Dios y Josué.
Cada encuentro con Dios abre posibilidades sin límite. Nadie queda sin transformarse ante un encuentro con Dios, como le sucedió a Josué. Quizás el sonido de la voz de Dios retumbó en los oídos de Josué por el resto de su vida. ¿Recordaba Josué a menudo el fuego, el trueno, el relámpago y el humo que cubrieron al monte durante esos atemorizantes días? ¿Fue tan abrumadora la experiencia de Josué que jamás dudó de Dios posteriormente? ¿Le dio el encuentro tanto terror a Josué que temió la ira de Dios hasta la hora de su muerte?
Indudablemente, el encuentro divino que Josué tuvo en el monte Sinaí fue una experiencia culminante que definió el resto de su vida. Su presencia con Moisés produjo esta oportunidad, y su ausencia de los rebeldes israelitas evitó que fuera participe de los acontecimientos impíos que se desataban al pie de la montaña. Es tan importante dónde estamos, así como dónde no estamos. Si Josué hubiese estado entre los rebeldes israelitas, parece improbable que hubiese comprometido su fe como lo hizo Aarón. Podría haberse quedado firme, una vez más frente a la ola de apostasía. Podría incluso haber sido martirizado por su piadosa firmeza. La determinación de Aaron demostró ser insuficiente en tiempo de la prueba. Pronto surgiría Josué como el estadista espiritual, pero esta vez Dios estaba fortaleciendo su fe en el lugar de ponerla a prueba. Ninguno de nosotros sabe cuán a menudo Dios nos ha librado de la misma manera, pero a veces miramos con sabiduría en retrospectiva, y agradecemos a Dios por preservarnos de la tentación y la tragedia.
Josué siempre supo que Dios le había llamado para un propósito especial, para servirle y traer honra a su Nombre, y pasó toda una vida haciendo exactamente eso. Como resultado, vivió de tal forma que siempre demostró su absoluta confianza en Dios, y siempre trajo gloria a Dios.

Libro: Llamado a ser un líder de Dios.
Utilizado con permiso de la editorial Centros de Literatura Cristiana.




Escrito por:   H. Blackaby - Llamado a ser un líder de Dios.    Fecha de publicación  10/24/2008 9:55 AM
Número de visitantes  2277


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad