BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Dios jamás aparta su cuidado de nosotros!

"Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones." Salmo 34:15
Desde que Connie , mi hija comenzó a caminar no se queda quieta ni un segundo.Va y viene sin descanso. Agarra todo, tira todo, corre, camina, juega,  y nunca se cansa. El problema es que no mide los riesgos. Todavía no tiene completa estabilidad y cuando camina rápido se tambalea para todos lados. Eso provocó más de un golpe. Tiene en las piernas más moretones que un jugador de football. Ella siempre avanza, no se detiene, pero tampoco mide los riesgos.
Por eso su madre y yo estamos literalmente agotados. No podemos descuidarnos. En un segundo puede voltear la plancha caliente, o la  olla con agua hirviendo, comerse una moneda, o meter la cabeza dentro de un balde con agua. No le podemos quitar los ojos de encima por temor a que se lastime. Estas no son miradas de censura o de regaño, son miradas de amor y de cuidado.
Tanto la amamos que no queremos que se lastime, pero le damos la libertad para que elija qué hacer. Es un proceso de maduración importante. Podríamos forzarla a hacer lo correcto y perfecto en el primer intento. Pero le quitaríamos su capacidad de elección. Por eso nuestros ojos están siempre sobre ella. Si llegara a poner en riesgo su vida inmediatamente intervenimos para ayudarla. Es entonces que se presenta la dualidad del pensamiento, hasta dónde somos sobreprotectores, tratando de evitar que se golpee, y cuál es el límite justo de la libertad que tenemos que darle.
Dios no tiene problema con esto porque Él es absolutamente sabio. Dios hace lo mismo con nosotros. En su perfecta realidad, tiene diseñado un plan para cada una de nuestras vidas. Un proyecto de vida totalmente gratificante, satisfactoria y plena, y en su grandiosa Gracia nos deja actuar, elegir, y optar. Él desea lo mejor para nosotros y nos da la libertad de elegir, madurar en cada decisión, y de hacernos cargo de la responsabilidad de aquello que seleccionamos, pero jamás aparta sus ojos de amor y cuidado de nosotros. Aunque estemos metiendo un destornillador en un enchufe, jamás Dios mira para otro lado. Él podría evitar nuestros errores y obligarnos a hacer lo correcto, pero por su amor nos respeta, y sufre cuando nos golpeamos.
Dios siempre nos esta mirando. Él vela por tu vida cada segundo. Dios no duerme.
 
REFLEXION -  Dios tiene ojos de amor para ti.

Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe - Devocional PC.    Fecha de publicación  11/26/2008 12:55 PM
Número de visitantes  2305


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad