BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña, p/este sitio::


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Es necesario volver a la Biblia!

"Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios." Romanos 10:17 (RV60)

La historia de la humanidad es cíclica, todo vuelve. En Argentina se puso de moda las zapatillas tipo botita de tela que se usaban en los años 80. Usar eso hace tres años hubiera sido una vergüenza, hoy todos los adolescentes quieren comprarse esas zapatillas porque están de moda. Lo mismo pasa con la ropa, la música o las ideas.
Hemos vivido años de ateísmo salvaje, de materialismo absoluto y de negación de Dios. En las últimas décadas las personas intentaron llenar su vacío interior con bienes, dinero, poder, fama o amigos, pero jamás con Dios. Dios era el opio de los pueblos, la espiritualidad era una farsa para tontos. Pero en estos últimos años, hemos visto como el ser humano se ha vuelto nuevamente a la búsqueda de lo espiritual. Culturas orientales, pensamientos religiosos, dogmas divinos aparecen como alternativas para el hombre del Siglo XXI.
Pero volvemos a equivocarnos, buscando agua en el desierto, tratando de encontrar una tierra fértil donde solo hay vacío, sequedad y mentiras. Pablo fue bien claro hace 2000 años para solucionar este problema del hombre. No hace falta buscar espiritualidad en las religiones o en los dogmas. Es necesario volver a la Biblia. Porque la fe, un bien que escasea mucho hoy, solo puede conseguirse de una manera, oyendo y leyendo la Palabra de Dios. La fe entonces viene, se desarrolla, crece, se fortalece y aumenta por el oír. Dios nos dice que tengamos cuidado, que miremos y tengamos presente aquello que oímos, porque todo cuanto oímos entra a nosotros y crea algo en el interior.
Todo cuanto oímos desarrolla algún tipo de creencia o forma de pensar, por eso debemos ser maduros, selectivos y tener discernimiento para saber que escuchar.
Si aquello que oímos es la Palabra de Dios, dentro de nosotros se creará "la fe de Dios", si aquello que oímos son insultos y palabras de desánimo, dentro de nosotros se creará temor, ansiedad, ira, violencia y baja estima. El valor de la palabra hablada es muy importante, pero tiene mucho valor aquello que escuchamos. Aquello que nosotros nos permitimos y decidimos oír,  es aquello que va a gobernar también nuestros pensamientos y por lo tanto nuestro comportamiento.
Tú tienes el control de tus oídos. ¡Selecciona bien aquello que escuchas!
Escucha mucha Biblia y evita lo demás.

REFLEXIÓN - Incrementa tu fe.

Un gran abrazo y bendiciones.

Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe - Devocional PC.    Fecha de publicación  2/13/2009 1:24 PM
Número de visitantes  2404


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad