BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Cristo Jesús sigue siendo siempre igual!

"Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por siempre." Hebreos 13:8

Tengo una cédula de identidad que tiene casi 20 años. La misma está obviamente bastante maltrecha, pero aquello que más refleja el paso del tiempo es mi foto. En aquella época yo usaba un jopo que tapaba toda mi frente.Era un peinado muy de moda y que me costaba mucho lograr. Y cuando me saque esa foto, estaba muy orgulloso de ese peinado. Hoy da risa verla.
Las cosas cambian con el paso del tiempo, los gustos cambian, los estilos musicales cambian. Los políticos cambian, la economía cambia. ¡Todo cambia! Incluso el clima cambia. Cuando yo iba al colegio primario, todavía los niños usábamos pantalones cortos. Y en invierno era una tortura ir al colegio y padecer tanto frío. Hoy ya no hace tanto frío en invierno.
Pero también basta mirarse al espejo para darse cuenta que ya no somos los mismos. Aparecen algunas canas, algunas arrugas, algunos rollos de grasa en la panza, ya no somos tan ágiles como antes, y nos cansamos más rápido jugando. El paso del tiempo es inevitable y todo lo carcome sin piedad. Nadie puede evitar ese deterioro. Me causa gracia como los actores famosos quieren mantener su cara joven a fuerza de cirugías y cremas. Pero no pueden evitar las consecuencias del paso del tiempo. Siempre el paso del tiempo evidencia los cambios en todas las personas. Excepto para la persona del Señor Jesucristo.
Es maravilloso pensar, que el Ser más perfecto y maravilloso de todo el universo no se deteriora. No siente el paso del tiempo, no modifica su conducta. El no cambia, Cristo sigue siendo siempre igual. Cristo Jesús tiene la misma esencia, la misma gracia, el mismo cuidado, la misma misericordia, el mismo tacto, la misma comprensión, el mismo consuelo, la misma simpatía, la misma ternura, el mismo amor.
Uno desearía haber conocido a Cristo en persona, hubiéramos quedado impresionados por la grandeza de su Ser, por su calidad suprema, por su simpleza y gloria. Sin embargo hoy podemos disfrutar del mismo Jesús, aunque no lo veamos, porque El no cambia. Sigue siendo el mismo de antes. El tiempo no lo perjudica, El sigue manteniendo todas sus divinas virtudes y sigue siendo puro amor. Sigue teniendo su mano extendida para ayudarte, consolarte, asistirte, bendecirte y amarte.
Tenemos un glorioso Salvador que sigue vigente, tan atento y amoroso como el primer día. ¡Gloria a Jesucristo por su eterna permanencia!

REFLEXION – Recuerda solo Cristo nunca cambia.

Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe - Devocional PC.    Fecha de publicación  3/6/2009 3:30 PM
Número de visitantes  1933


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad