BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Nuevo Curso..Doctrinas Bíblicas!

"Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados" (Romanos 6:17). "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra" (2 Timoteo 3:16, 17).
El clamor de la necesidad de la Iglesia hoy es por el conocimiento de la Palabra de Dios. La Iglesia vive en la actualidad fríamente, indiferente al propósito para el cual Dios la ha dejado aquí y ese propósito es ganar a los perdidos para Cristo. Pero parece que algunos de los líderes escogidos por Dios son víctimas de la ignorancia que reina hoy en día; la causa: la carencia de conocimiento de las doctrinas de la Palabra de Dios. Los hijos de Dios se deslizan hacia el pecado; la causa: la carencia de conocimiento de las doctrinas de la Palabra de Dios. Los cristianos deben alimentarse de la Palabra de Dios para entonces crecer. Entonces la Palabra de Dios obrará sobre las vidas y las conductas de los cristianos. El hecho de que los hombres no presten atención a la sana doctrina es una señal de los tiempos, una señal de que Cristo regresará pronto. "Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;" (1 Timoteo 4:1).
En todos los campos de servicio cristiano hay una gran demanda de pastores y ministros que tracen bien la Palabra de Verdad. Si almas son salvadas, esas almas dependen de la Palabra de Dios para crecer. La Verdad les formará, pero el error les deformará. Hay una gran diferencia entre una persona sosteniendo la Verdad y la Verdad sosteniendo a una persona. Por lo tanto, mientras estudia las doctrinas de la Escritura, el estudiante debe orar a Dios no solo para saber las doctrinas, sino para que ellas lleguen a ser una realidad en su alma y en su espíritu. Desde hoy puede estudiar algunas Doctrinas más en el curso Doctrinas Bíblicas, que encuentra en el Ciclo de Estudios Introductorios.


Escrito por:   Dr. Mark Cambron.    Fecha de publicación  3/27/2009 3:42 PM
Número de visitantes  2164


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad