BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Liderazgo Espiritual...Nuevo Curso.
Los principios de liderazgo de ambos reinos, el temporal y el espiritual, se presentan e ilustran en la Escritura, así como en las biografías de eminentes hombres de Dios. J. Oswald Sanders presenta e ilustra esos principios mediante hombres como Moisés, David, Nehemías, Pablo, David Livingstone y Charles Spurgeon.
El cristianismo necesita una voz potente en el mundo actual. Esa voz solo puede venir de poderosos líderes guiados por Dios y dedicados a Cristo.
La mayoría de los cristianos sienten restricciones mentales cuando se trata de aspirar al liderazgo. No están seguros si es verdaderamente correcto que una persona quiera ser líder. Después de todo ¿no es mejor que el cargo busque a la persona y no que la persona busque el cargo? ¿acaso la ambición no ha causado la caída de varios grandes líderes de la iglesia, gente que fue víctima de la última enfermedad
de "las mentes nobles"? Shakespeare expresó una profunda verdad cuando su personaje Wolsey le dijo al gran general inglés Cromwell, "te encarezco, desecha las ambiciones por ese pecado cayeron los ángeles". No hay duda de que los cristianos deben resistir cierta clase de ambición y quitarla de sus vidas. Pero también debemos reconocer que hay otras ambiciones que son nobles, dignas y honorables. Todos los cristianos son llamados a desarrollar los talentos que Dios les ha dado, a sacar el máximo provecho de sus vidas, a desarrollar al máximo los poderes y capacidades que Dios les ha dado. Jesús enseñó que la ambición que se centra en el ego es mala. En el comienzo de cualquier estudio sobre liderazgo espiritual, este principio maestro debe enfrentarse con toda equidad: La verdadera grandeza, el verdadero liderazgo, se encuentra cuando el líder se dedica a servir a otros, no a engatusar o inducir a otros a que lo sirvan a él. El verdadero servicio jamás viene sin costo, a menudo viene con un doloroso bautismo de sufrimiento. Pero el verdadero líder espiritual centra su atención en el servicio que puede rendir a Dios y a otras personas. Nuestro objetivo debe ser que pongamos más dentro de la vida que aquello que saquemos de ella.
El gran líder, Conde Nikolaus van Zinzendorf (1700-1760) fue tentado por la jerarquía y las riquezas, pero su actitud hacia la ambición se resume en una, simple afirmación "Tengo sólo una pasión, y es Él, sólo Él." Zinzendorf abandonó el egoísmo para ser el fundador y líder de la iglesia moraviana. Sus discípulos aprendieron de su líder y fueron por todo el mundo con su pasión misionera. Antes de que se popularizara u organizara bien la obra misionera, los moravianos establecieron iglesias de ultramar que tenían tres veces la cantidad de miembros que había en las iglesias de sus países oriundos; una realización en verdad extraordinaria. Efectivamente, uno de cada noventa y dos moravianos dejó su hogar para servir como misionero. Este siervo escribió:
"Porque somos hijos de Adán
y queremos engrandecernos,
Él se hizo pequeño.
Porque no queremos doblegamos,
Él se humilló a sí mismo.
Porque queremos gobernar,
Él vino a servir".
Está serie de Liderazgo Espiritual alentará al estudiante a entregar y colocar sus talentos y capacidades a disposición de Señor Jesús, con el fin de poder llegar a ser un líder que Dios use para su Gloria.
Encuentra las lecciones en el ciclo Estudios Pastorales.

Escrito por:   Oswald Sanders.    Fecha de publicación  6/16/2009 11:25 AM
Número de visitantes  3230


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad