BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Las 10 Leyes del Pecado

Algo para considerar antes de pecar: "Si permitimos que el pecado entre en nuestras vidas, permitimos que se arruine la obra que Dios está haciendo. El pecado llega a vencernos por la falta de principios o barreras bíblicas protectoras contra el pecado". Para que nos consideremos muertos al pecado como dijo el apóstol Pablo, le comparto algo que me envió un querido pastor, las 10 Leyes del Pecado:

Primera ley: El pecado te llevará más allá de donde pensabas llegar.... Decimos: "es que solo pienso llegar hasta aquí", o, "créeme, que esto está bajo control". Lo que estaba bajo control, termina controlándote a ti. Controla tu vida; controla tu mente y no te deja descansar. Controlará tu corazón, y lo que controla tu corazón, controlará también tus emociones.

Segunda ley: El pecado te alejará por más tiempo de lo que habías pensado... "Es solo un par de días"... Y los días se convierten en semanas y las semanas en meses y en muchas ocasiones, en años. En el caso de los israelitas...400 años.

Tercera ley
: El pecado te costará más de lo que querías pagar. Te costará tu integridad, tu reputación; tu paz... te puede costar la esposa; los hijos, los amigos, el trabajo, el ministerio; la iglesia. Y aún dinero.

Cuarta ley
: Pecas a tu manera; pero tienes que regresar a Dios a su manera. Dios determina los términos de tu regreso; y sus caminos pueden ser largos, difíciles y restaurarse del pecado es un proceso

Quinta ley: El pecado engendra pecado... con un pecado tendemos a cubrir otro pecado.

Sexta Ley: El pecado te lleva a justificar cuanto has hecho, con lo cual cometes otro pecado: el pecado de la auto - justificación.

Séptima Ley: El placer es efímero, temporal, pasajero pero las consecuencias del pecado son duraderas.

Octava Ley: No hay pecado oculto que Dios no ponga de manifiesto; de hecho Jesús lo dijo exactamente de esa manera en Mateo 10:26, Marcos 4:22; Lucas 8:17 y 12:2.

Novena Ley: Mi pecado comienza cuando yo quiero, pero las consecuencias comienzan cuando Dios lo determina. Incluso Dios puede visitar la iniquidad de los padres hasta la tercera y cuarta generación.

Décima Ley: Nadie se burla de Dios. (Gálatas 6:7).

Si usted ha pecado recuerde está frase: El arrepentimiento y la confesión, despejan el camino para que andemos con Dios.
Si no ha pecado recuerde está frase: El pecado nos conduce a la esclavitud, la santidad nos conduce a la libertad.

Escrito por:   Dr. Miguel Nuñez - Adaptado por el BBNBI.    Fecha de publicación  11/9/2009 1:04 PM
Número de visitantes  2661


Próximo: El abrazo de Dios
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad