BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¿Es posible el Matrimonio feliz?

Para toda pareja que bajo los términos de Dios ha fundamentado su vida matrimonial, es esta  institución lo más grandioso que Dios ha diseñado para el hombre, por supuesto, después del Plan de Redención. Ciertamente la relación matrimonial desarrollada en el cumplimiento estricto del consejo de Dios, trae satisfacción completa y permanente en la vida íntima de ambos cónyuges.              
 El gran problema de nosotros los seres humanos es que queremos el beneficio de los resultados que Dios promete en su Palabra para aquellos que son obedientes, pero no queremos aplicar y mucho menos someternos a las demandas que Dios reclama de nosotros para que tengamos la seguridad de obtener la felicidad que como seres humanos anhelamos.
 La vida de pareja como la misma Palabra manifiesta, es una vida para DOS, es una vida compartida, es una vida dentro de la cual cada uno tiene que aportar, sembrar, ceder, compartir, ayudar, entregar de sí, y más que todo saber que necesitamos hacer todo cuanto esté a nuestro alcance para hacer FELIZ a nuestra pareja.
 Todo esto dicho de esta manera parecería ser como una tremenda fantasía de alguien que oscila entre lo melancólico y lo imposible, pero sabemos que NO; No es algo intangible lo que Dios plantea, ni algo imposible de alcanzar, sino que tenemos que entender que si no hacemos lo que Él nos ordena nunca conoceremos el tesoro escondido que Dios ha diseñado para nosotros y que es inalcanzable por causa de nuestra maldad y nuestro egoísmo.
 Es necesario saber dentro de este planteamiento, que todo intento de individualidad será un arma en contra de la unidad y la felicidad de la pareja y esta es la gran causa por lo cual el diseño de Dios parece haber fracasado; pero sabemos, los que hemos probado la felicidad conyugal, que el egoísmo humano ha y está altercando contra el diseño original del matrimonio, el cual fue concebido, diseñado y ordenado por el Creador para la satisfacción de sus hijos.
Veamos el propósito del diseño de Dios:

I) DIOS ES EL QUE DISEÑÓ A UN HOMBRE Y A UNA MUJER (Gn. 1-2)

A. ÉL DISEÑÓ LA PAREJA PARA PROCREAR. (Gn. 1:27-28)

1. Como podemos ver, desde el Génesis Dios diseñó y creó al hombre y a la mujer para cumplir sus propios y buenos propósitos (Gn. 1:27). Dice: “y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creo”.
2. La idea de diseñar la pareja tuvo un buen propósito divino y es manifestado por el Creador en el próximo verso, cuando dijo: “y los bendijo Dios, y les dijo; fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla”.
3. Es, por tanto, esta la razón por la cual Dios condena toda clase de homosexualismo o aberración sexual, ya que no solo esta práctica quebranta las leyes Divinas del diseño original, sino que también va en contra del propósito declarado para nosotros en su Palabra.

B. ÉL DISEÑÓ LA PAREJA PARA QUE SE AYUDARAN MUTUAMENTE. (Gn. 2:18-22)

1. Si ahora leemos (Gn. 2:18-22) notaremos que Dios en su sabiduría y amor para con el hombre proveyó una solución perfecta para que éste no estuviera SOLO, le diseñó una compañera para que fuese su “AYUDA IDÓNEA”. Le diseñó una MUJER, de sexo femenino y complemento perfecto para lograr lo que él se había propuesto.
2. Dios declara que hizo esto porque NO ERA BUENO para el hombre estar solo (2:18), él necesitaba compañía y ayuda con la cual pudiese compartir su corazón, sus pensamientos, sus planes, sus bienes, su cuerpo, su espiritualidad y todo cuanto él sería.
3. Esta compañera la diseñó Dios para que fuese “AYUDA IDÓNEA” para el hombre, estableciendo que él tendría quien le ayudase a cumplir con el propósito Divino y a su vez, para que ella fuese apreciada, considerada por él como un hermoso y valioso regalo de su Creador. 

C. ÉL DISEÑÓ LA PAREJA PARA QUE FUESEN FELICES.(Gn. 2:23)

1. Cuando hablamos de la relación de pareja queremos referirnos a una relación beneficiosa para ambos cónyuges, en que ambos son para ambos y de ambos. Se sostendrán uno a otro como compañeros, amigos y aliados que trabajan, viven y persiguen un fin común.
2. Génesis  2:23 es el primer piropo de amor escuchado en la tierra y es cuando Adán dice: “Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne”. Esta fue una expresión eufórica de Adán al ver a su mujer, lleno de felicidad diría, ¡POR FIN TENGO LA QUE ME CORRESPONDE!, mostrando satisfacción en su declaración.
3. Es ineludible que Dios diseñó la pareja para el deleite y gozo de cada uno en particular como declara el apóstol Pablo en (1Cor. 7:3-5) y es por esto que Dios condena la infidelidad (He. 13:4) dentro de la relación de la pareja. Este propósito no cambiará NUNCA, porque es el propósito de Dios. Es por la desobediencia del hombre que viene su degeneración y esto ocurre cuando trata de ir en contra del diseño Divino y tiene que recibir la retribución debida a su extravío, de parte de Dios. (Ro. 1:26-27).

Si desea aprender más sobre el Patrón Bíblico para el Matrimonio le invitamos a estudiar este Curso en el Ciclo de Estudios de Vida y Hogar Cristiano.

Escrito por:   Pastor José Mallen.    Fecha de publicación  2/8/2010 10:43 AM
Número de visitantes  2582


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad