BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Hablar o no hablar.
Mas él [Jesús] callaba, y nada respondía. —Marcos 14:61
A veces, el silencio es la mejor respuesta ante una acusación falsa. En otras ocasiones, debemos hablar.
Cuando los testigos falsos acusaban a Jesús delante del Sanedrín, Él «callaba» (Marcos 14:53-61). Habría sido inútil defenderse. Además, estaba cumpliendo la profecía de Isaias 53:7. Sin embargo, un tiempo antes, durante Su ministerio, el Señor censuró a los fariseos y los desafió a que demostraran que Él había pecado (Juan 8:13-59).
Un pastor dejó su ministerio en una iglesia porque unos miembros de la congregación dijeron mentiras sobre él. Pensó que defenderse no era una actitud cristiana, y, en ciertos casos, es así. Pero, en esa ocasión, era necesario enfrentar a los alborotadores y rechazar sus falsas acusaciones. Él tendría que haberlos instado a arrepentirse o, de lo contrario, enfrentar la disciplina de la iglesia.
El no decir nada puede permitir que los perversos sigan adelante con sus malignidades Sin embargo, si el Espíritu de Dios nos guía a permanecer en silencio, o si simplemente queremos tratar de salvaguardar el orgullo herido, debemos controlar nuestra lengua.
¿Te están acusando falsamente? Si consideras que es inútil discutir o si tu orgullo ha sido herido, pídele a Dios que te dé la gracia para no decir nada. Pero, si te preocupan los perversos y quieres que se haga justicia, ¡habla!

El silencio puede valer mucho; no lo rompas, a menos que puedas decir algo más valioso.

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario.    Fecha de publicación  8/25/2010 9:46 AM
Número de visitantes  1192


Próximo: Escoja su actitud.
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad