BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Renovación

"Por tanto, no nos desanimamos. Al contrario, aunque por fuera nos vamos desgastando, por dentro nos vamos renovando día tras día." 2 Corintios 4:16 (NVI)

Los super héroes de hace algunas décadas eran distintos a los actuales. Los antiguos marcaban con su conducta la diferencia entre lo bueno y lo malo y tenían claro el concepto de la ética, la filantropía y el cuidado del ser humano. No utilizaban la violencia sino como excepción y su finalidad era ayudar a la humanidad. Los super héroes actuales transitan en una conducta grisácea, su ética está condicionada por sus intereses y la violencia es su moneda corriente. Para entender este concepto, se puede comparar al superman que de los cómics de la década del 50, con el Iron man de la película del año 2009.
Sin embargo, hay algo que es permanente en todos ellos. Su fuente de poder se renueva y los mantiene. Cualquier fuera el origen de su poder, se refresca y los potencia. Y cuando parecen derrotados por el enemigo de turno, vuelven a recargarse para triunfar finalmente. Nunca muere el super héroe, siempre se levanta de sus cenizas para vencer al malo de la película.
Desde mi más tierna infancia quise ser un super héroe para poder gozar de este privilegio, pero nunca pude. Soy solamente un simple mortal con los mismos problemas que el resto. Hasta que Dios me encontró y me garantizo esta maravillosa provisión de su mano. Su Espíritu tiene el poder de renovar mi fuerza. Pablo es el mejor ejemplo.
Es posible que la vida cotidiana te desgaste, que la kriptonita de esta sociedad corrompida te debilite, que te sientas desfallecer por la presión y la agresión de los problemas. Y hasta puede ser que aparentemente los enemigos de tu alma puedan obtener alguna victoria temporal sobre tu vida. Sin embargo la promesa de Dios es permanente.
NO importa cuan desgastada esté tu persona, tu ser interior se puede fortalecer por la potencia de Dios. Cuando todo lo demás se destroza, Dios sigue estando de pie. Y su poder no mengua. Es ese poder el que te renueva y te sostiene. La única condición que Dios pone es que mantengas tu comunión con Él. No te alejes de la fuente de tu poder. Fortalecete en Él.

Un gran abrazo y bendiciones.

Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe.    Fecha de publicación  9/28/2010 11:35 AM
Número de visitantes  1615


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad