BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Discernimiento de Pablo sobre el Liderazgo - Tercera Parte

REQUISITOS MENTALES
El líder también debe estar dispuesto a enseñar y ser capaz de hacerlo. En un líder debe verse este deseo, esta chispa. Esto crea oportunidades para ayudar a otros a que entiendan el significado de la vida espiritual. El líder siente el gozo del Espíritu y quiere que otros también conozcan a Dios. Además, la responsabilidad del líder de enseñar a los que están bajo su cuidado debe ir apoyada por una vida intachable.
Enseñar es trabajo arduo, y hacerlo bien requiere tiempo, preparación, estudio y oración. Samuel Brengle se lamentaba con las siguientes palabras:
  Ay ¡quién tuviera maestros entre nosotros!, líderes que saben cómo leer los   corazones y aplicar la verdad a las necesidades de la gente, como el buen médico que ausculta los pacientes y aplica los remedios para sus males. Hay enfermedades del alma, abiertas y oscuras, agudas y crónicas, superficiales y profundas que la verdad en Jesús puede sanar. Pero no es la misma verdad para cada necesidad, como tampoco lo es la misma medicina para todas las enfermedades. Por eso es que deberíamos estudiar la Biblia con mucha diligencia y orar por la iluminación constante y poderosa del Espíritu.
Juan Wesley tenía estos dones. Nunca participó en el vulgar menosprecio del intelecto y siempre trató de promover el conocimiento de las Escrituras y la renovación espiritual en la gente. Estaba dotado del talento intelectual y poseía un impresionante dominio de la literatura inglesa. Un eminente predicador declaró que no conocía sermones que dieran mayor evidencia de un conocimiento intimo de la literatura clásica y general que los de Wesley. Sin embargo todos lo conocían como una persona «de un solo Libro». Ese vasto conocimiento, enfocado en las Escrituras, es un ejemplo eximio del intelecto consagrado del líder espiritual.

REQUISITOS DE PERSONALIDAD
Si usted prefiere entablar una pelea en vez de resolver un problema, ni siquiera piense en ser líder de la iglesia. El líder cristiano debe ser afable y apacible, no un amante de la controversia. R. C. Trench dijo que el líder debe ser uno que corrige y « rectifica las injusticias de la justicia». Aristóteles enseñó que el líder debe ser uno que «se acuerda de lo bueno en vez de lo malo, del bien que ha recibido en vez del bien que ha hecho».
El líder debe ser considerado en sus actividades, no meramente pasivo y por cierto no introvertido, sino de una disposición conciliadora, que busque siempre una solución pacífica, y sea capaz de disolver una situación explosiva.
Le animamos a conocer otras cualidades bíblicas de un líder, estudiando el Curso Liderazgo Espiritual del Dr. Oswald Sanders.

Escrito por:   J.Oswald Sanders.    Fecha de publicación  11/24/2010 12:06 PM
Número de visitantes  1218


Próximo: ¡Qué cabalgata!
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad