BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
¡Nehemías... sí se preocupaba!

"El peor pecado contra nuestros semejantes no es odiarlos, sino ser indiferente para con ellos: esa es la esencia de la inhumanidad" . El dramaturgo George Bernard Shaw puso esas palabras en la boca del reverendo Anthony Anderson. Esa declaración resume ciertamente lo que Jesús enseñó en la parábola del Buen Samaritano (Lc. 10: 25-37), y reprende a los que se cruzan de brazos con suficiencia, sonríen benignamente y dicen en tono sarcástico: ¿Pregúntame si me intereso?"
Nehemías era la clase de persona que sí se preocupaba. Se preocupaba por las tradiciones del pasado y por las necesidades del presente. Se interesaba por las esperanzas de futuro. Se interesaba por su herencia, por su ciudad ancestral y por la gloria de Dios. Manifestó su actitud de interés en cuatro formas diferentes, veamos la primera.

Se preocupó lo suficiente como para preguntar (Neh. 1:1-3)

¿Por qué iba Nehemías a preguntar acerca de un remanente que vivía a cientos de kilómetros de distancia? Después de todo, él era el copero del rey y disfrutaba de comodidad y seguridad en su propia vida. No era su culpa que sus antepasados hubieran pecado contra Dios y fueran los causantes del juicio divino contra la ciudad de Jerusalén y el reino de Judá. Un siglo y medio antes el profeta Jeremías les había dicho de parte del Señor: "Porque ¿quién tendrá compasión de ti, oh Jerusalén? ¿Quién se entristecerá por tu causa, o quien vendrá a preguntar por tu paz?" (Jer. 15:5). ¡Nehemías era el hombre escogido por Dios para hacer exactamente eso!
Algunas personas prefieren no saber lo que está pasando, porque la información puede con llevar obligación. "Ojos que no ven, corazón que no padece", dice el dicho antiguo. Nehemías preguntó acerca de Jerusalén y de los judíos que vivían allí porque tenía un corazón que se interesaba por las personas. Cuando de verdad nos preocupamos por las personas, queremos conocer los hechos, sin importar cuán dolorosos puedan Ser. "La política práctica consiste en ignorar los hechos", dijo el historiador estadounidense Henry Adams; pero Aldous Huxley dijo: "los hechos no dejan de existir porque sean ignorados". Cerrar nuestros ojos y oídos a la verdad puede ser el primer paso hacia la tragedia para nosotros y también para otros.
Estudie el libro Nehemias con nosotros, inscríbase hoy y comience a estudiar la serie Seamos Decididos, estudios bíblicos que encuentra en el ciclo de estudios de Libros de la Biblia


Escrito por:   Erwin Lutzer.    Fecha de publicación  4/26/2011 4:40 PM
Número de visitantes  1826


Próximo: Tarea de Rescate
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad