BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Verdadera Belleza

"... porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón". 1 Samuel 16:7

Tengo un amigo que tiene su hija mayor discapacitada a la que llama Penchi y me contó algo que le dijo su hija menor. Me contaba: «¿Vos sabés Dany qué es la belleza para Dios? Ayer tuve que hacer un viaje con Penchi y cuando regresé, fui a visitar a mis otras dos hijas. Cuando me dispuse a irme, después de estar un rato con ellas, Lucila me acompañó hasta el auto y cuando ella estaba acomodando a Penchi en el asiento de atrás, me miró y me dijo: ¿Vos sabés papi por qué yo estoy tan encima de Luciano (su hijito)? Porque para Dios todo es espiritual. Y Luciano recién tiene 2 añitos y hasta los tres o los cuatro años de vida, es cuando se sustentan los cimientos espirituales de nuestros hijos. Y teniendo en cuenta esto, y que muchas veces me pregunté ¿por qué Dios no sana a Penchi y la hace más hermosa de lo que es?, me di cuenta que Dios mira a Penchi en su espíritu. Mira el espíritu de Penchi, no su físico. Dios mira lo espiritual, trabaja para lo espiritual y para la Eternidad. Y allí me di cuenta de otra cosa. ¿Hay algo más bello que el espíritu de Penchi que es tan sencillo y puro? Ahí me di cuenta que, para Dios, Penchi es bella. ¿Qué importa su condición física si Dios mira lo espiritual, trabaja para lo espiritual y para la Eternidad? Para Dios, la belleza es la espiritual, que es la belleza eterna.»
Cuando mi amigo que contaba esta experiencia, me acordé de que Dios no tiene en su muñeca ningún reloj. Para Dios, los relojes no existen. Dios trabaja para la Eternidad. Sin embargo, nosotros sólo miramos lo terrenal, miramos el reloj, estamos apurados, construimos todo para "vivir mejor", trabajamos para "vivir mejor", y nos olvidamos de la belleza que Dios mira. La espiritual.
¿Tu te embelleces yendo a la peluquería o comprándote la ropa de última moda y de las mejores marcas? Y no está mal, pero recuerda que mientras te preocupas por esto, Dios se preocupa más por tu belleza espiritual. Él trabaja en tu vida a través de muchas circunstancias, pero para que seas más bello espiritualmente. Ponte en sintonía con Dios, busca la belleza permanente, que no envejece.

REFLEXIÓN: Tu verdadera belleza es tu belleza espiritual.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Escrito por:   Daniel Pérez Cliffe    Fecha de publicación  9/8/2011 12:02 PM
Número de visitantes  1004


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad