BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La desesperación nos hace deslizar

A menudo decimos con facilidad sospechosa: "Confía en Dios y todo te saldrá bien"; pero a veces confiamos y nada sale bien. La confianza de David, en Dios, no lo libró del odio de Saúl ni le permitió permanecer con su familia. Aunque confiaba, tenía que huir para salvar su vida. Corriendo con pánico llegó a Nob, justo al norte de Jerusalén, donde había sido erigido el tabernáculo de Israel. El sacerdote, Ahimelec, se confundió cuando vio a David. Sabía que había un precio por su cabeza, así que fue reacio a involucrarse .
El relato dice:... ¿Cómo vienes tú solo, y nadie contigo? Preguntó, y David replicó: .. . El rey me encomendó un asunto, y me dijo: Nadie sepa cosa alguna del asunto a que te envío, y lo que te he encomendado; y yo les señalé a los criados un cierto lugar. Ahora, pues, ¿qué tienes a mano? Dame cinco panes, o lo que tengas (1 S. 21: 1-3), y con eso, David dio un paso en la resbaladiza cuesta de la deshonestidad que finalmente le costó su reputación y dignidad. Obviamente, Saúl no lo había enviado a una misión secreta, y probablemente no había ningún joven con él mientras hablaba con el sacerdote como acababa de declarar.
David primero dijo esta mentira para alejar cualquier sospecha que el sacerdote pudiera tener, y para conseguir algo de comer. Aunque no tenía pan común disponible, sí tenía de flor de harina; es decir, del que había sido consagrado; pan que comían solamente los sacerdotes, o quienes eran ceremonialmente puros (Lv. 24:9). Siglos después Cristo citó esta historia con aprobación, señalando que la vida es más santa que el pan (MI. 12:3-4, 7-8). Cristo no estaba aprobando la decisión de David de ir a Nob; sencillamente dijo que la necesidad humana es más importante que un ritual. El problema no fue el pan que David comió, sino la mentira que dijo. Aunque pensó que le ayudaría en su huida de Saúl, finalmente la verdad salió a flote y él estuvo en una situación aún peor. Doeg, un amigo de Saúl que estaba en el tabernáculo en ese momento, después le contó a Saúl lo que había visto y escuchado (1 S. 22:9). Al final, la deshonestidad de David solamente lo llevó a decepciones más grandes. Primero dijo una mentira.
Segundo David creyó a una mentira. Pidió al sacerdote que le prestara una espada o una lanza que pudiera usar para defensa propia. De manera increíble, Ahimelec respondió: .. .La espada de Goliat el filisteo, al que tú venciste en el valle de Ela, está aquí envuelta en un velo detrás del efod; si quieres tomarla, tómala; porque aquí no hay otra sino esa, y dijo David: Ninguna como ella; dámelo (1 S.21:9).
iDavid debió recordar que esta arma no había librado a Goliat! ¿Por qué ahora debía pensar que lo libraría a él? Sin embargo, tomó la espada de Goliat y huyó, atravesando el valle de Ela donde había vencido al gigante con su honda. Luego siguió hasta que llegó a Gat, ¡el territorio de donde era Goliat! !Dependió de la espada y el territorio de su enemigo para su protección!
Dónde estaba el David que había dicho: . . . Tú vienes a mí con espada, y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en nombre de Jehová de ,los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado (1 S. 17:45). Su fe en Dios se desvaneció como el rocío frente al sol de la mañana. Buscando la ayuda de sus enemigos, David estaba confesando su falta de confianza en el Dios vivo. A menudo en nuestras vidas salen a flote los pecados que hemos conquistado. La desesperación tiene una forma de hacernos deslizar al interior del letargo espiritual para que así nos desanimemos, preguntándonos si seguir a Dios tiene algún valor práctico. David, el hombre que creyó haber conquistado el miedo, ahora era controlado por éste.
Aprenda como "David manejo el pánico", estudiando el curso Creciendo a través del Conflicto, enseñanzas bíblicas que encuentra en el Ciclo de Estudios de Personajes Bíblicos.

Escrito por:   E. Lutzer - Creciendo en el Conflicto    Fecha de publicación  9/16/2011 3:57 PM
Número de visitantes  1115


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad