BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Perseverancia en medio del dolor

Siempre que me veo tentada a sentir lástima de mí misma o a creer que nadie sufre tanto como yo, echo un nuevo vistazo a Job, el patriarca del Antiguo Testamento. Job era un hombre justo, intachable y piadoso, que trabajaba duro y oraba fielmente. Era un padre ejemplar cuyo deseo era obedecer a Dios en todo. No obstante, su fe en Dios fue probada con grandes calamidades físicas, económicas y espirituales. Gracias a la perservancia en medio de su dolor, Job abrió el camino para todos aquellos que sufren infortunios. Al final, este hombre que declaró "sea el nombre de Jehová bendito" (Job 1:21) en medio de sus pruebas, recibió la bendición sobreabundante del Señor (42:12).
Uno de mis versículos predilectos es 2 Corintios 12:10, y enseña claramente que hay muchas clases de dolor. Este versículo presenta el cierre victorioso del discurso del apóstol Pablo acerca de su sufrimiento personal, de su "aguijón en la carne" (v. 7). Después de escuchar las promesas de Jesús acerca de su gracia suficiente para soportar el sufrimiento, Pablo declaró: "Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en . . .
.. debilidades [enfermedades],
. . . afrentas [insultos y maltratos],
. .. necesidades [privaciones y penurias,
. . . persecuciones [tormentos],
. . . angustias [dificultades y momentos difíciles]" (2 Co. 12: 10).
Piensa en esto. Pablo enumera cinco tipos diferentes de sufrimiento y adversidad y, como dicen los eruditos bíblicos, no es una lista exhaustiva de las pruebas que Pablo sufrió. Esto significa que nunca somos las únicas que sufrimos. Aunque el sufrimiento tiene muchas facetas, es común a la raza humana por la caída de Adán en el huerto de Edén (Gn. 3:1-7).
Sin embargo, la buena nueva es que podemos perseverar en medio del dolor. Aun cuando el sufrimiento nos debilita, podemos ser fuertes por la gracia de Dios. Si guardamos el mandato de Santiago de "tener por sumo gozo" y si seguimos el ejemplo de Pablo de gozarnos en el poder de Cristo (2 Co. 12:9-10), tú y yo podemos obtener la victoria sobre nuestras pruebas y, al igual que Job, sabemos que al final de cada prueba nos aguardan las bendiciones.


Aprenda usted también a perseverar en el dolor, estudiando el curso bíblico "Encuentra la senda de Dios en medio de tus problemas". Estas lecciones las encuentra en el ciclo de Estudios Bíblicos para Mujeres.

Escrito por:   E. George - La Senda de Dios en medio...    Fecha de publicación  11/8/2011 4:24 PM
Número de visitantes  1528


Próximo: Gozo aprendido
Previo: Apunta Alto
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad