BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Ten cuidado de ti mismo

"Y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso" 2 Crónicas 26:15
En un cuento de George MacDonald, Lilith, hay gigantes vigorosos que viven entre la gente normal. Estos poderosos deben llevar a cabo su vida cotidiana con mucho cuidado. Cuando duermen, su ronquido es atronador. Cuando se dan la vuelta, pueden aplastar casas bajo su peso.
En la Biblia, Uzías llegó a ser «poderoso» entre los hombres después de hacerse rey a la edad de 16 años. Las claves de su éxito se registran en 2 Crónicas 26. Su padre, Amasías, fue un buen ejemplo para él (v.4); el profeta Zacarías lo instruyó (v.5); tuvo un ejército de hombres luchadores y de generales capaces que lo ayudaron (vv.11-15); y Dios le prosperó (v.5). Es evidente que el rey Uzías se hizo «poderoso» por la bendición del Señor; pero después de alcanzar el éxito, se descuidó y tuvo grandes tropezones. La clave de su desaparición se encuentra en la frase «porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso» (v.15). Estas tres últimas palabras son una seria advertencia para todos nosotros. El corazón de Uzías «se enalteció para su ruina» (v.16). Usurpó los deberes sacerdotales y enfermó de lepra (vv.16-21). Todos hemos sido y somos ayudados maravillosamente por Dios nuestro Señor, por aquellos que Él nos puso como ejemplos y por los que sirven junto a nosotros. Cuando nos volvemos poderosos o tenemos cierta posición en la familia, iglesia o ministerio, debemos prestar atención, o también tropezaremos. Pablo dijo en 1 Timoteo 4:16: Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

Reflexión: Nunca he conocido a un hombre que me haya dado tantos problemas como yo mismo. - D. L. Moody

Escuche en BBN Nuestro Pan Diario en el siguiente horario:
De Lunes a Viernes a las 7:00 AM. Sábado a las 00:00 AM y 11:00 AM. Domingo a las 00:00 AM y 8:00 AM.

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  11/30/2011 8:46 AM
Número de visitantes  1410


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad