BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Un gran Ejemplo

D. L. Moody dijo: "Una vida santa causará la impresión más Profunda”. En nuestro tiempo de tanto escándalo público en casi todas las áreas de la vida, especialmente en la política, es renovador encontrarse con un hombre como Nehemías que puso el servir a las personas por encima de su propio interés personal. Nehemías nunca leyó Filipenses 2:1-13, pero ciertamente lo practicó (Neh. 5:14-19) . Durante su primer período de doce años como gobernador, y luego durante su segundo período en el cargo (Neh. 13:6, 7), usó sus privilegios para ayudar a las personas; no usó a las personas para edificar un reino para él. En aquellos días la mayoría de los funcionarios ejercían su autoridad para promoverse a sí mismos y proteger sus intereses personales. Tenían muy poca preocupación por las necesidades del pueblo. Como hijos de Dios, nuestro ejemplo es Cristo Jesús y no los líderes de este mundo (Lc. 22:23-30). "Una cruz permanece en el camino del liderazgo espiritual", escribe J. Oswald Sanders, "una cruz sobre la cual el líder debe permitir ser atravesado"
¿En qué sentidos son estos hombres ejemplos para nosotros?

1-  Nehemías y sus asistentes no usaron la cuenta de gastos oficiales para sus gastos privados, tampoco impusieron impuestos sobre las personas a fin de tener algo para comer.
Pagaron sus gastos de su propio bolsillo y no pidieron que se los reembolsaran. El apóstol Pablo siguió esta misma práctica con la iglesia de Corinto. Podía haber recibido apoyo económico de parte de ellos, como sucedió con otras iglesias; pero prefirió trabajar con sus propias manos y predicarles el evangelio " sin costo" para ellos (1 Co. 9). Pablo no dijo que todo obrero cristiano debería hacer lo mismo, "porque el obrero es digno de su salario" (Lc. 10:7; 1 Co. 9:14). Pero todo cristiano debería seguir el ejemplo de Pablo de tener una actitud espiritual equilibrada hacia la riqueza y el ministerio. Debemos estar dispuestos a sacrificar las ganancias personales por el bien espiritual de otros (véase Hch. 20:33-35 y 1 S. 12:3). Se ha dicho que los líderes son individuos que aceptan más de la responsabilidad y menos del crédito, pero también son personas que se sacrifican en silencio con el fin que otros puedan tener más.

2- Nehemías y sus asociados no solamente pagaron sus propios gastos, sino que también fueron muy cuidadosos en no explotar a las personas en ningún sentido (Neh. 5:15).

Los siervos de los anteriores gobernadores habían usado su posición para su beneficio personal; quizá aceptando sobornos de parte de las personas y prometiendo interceder por ellos ante el gobernador. La tentación de incrementar la riqueza y el poder está siempre presente para los individuos en lugares de autoridad; pero Nehemías y sus amigos caminaron en el temor de Dios y sirvieron honradamente.

3- También fueron ejemplo en una tercera forma: Todos ellos participaron en la restauración de los muros (v. 16).

No fueron consejeros que de vez en cuando salían de sus torres de marfil, sino obreros que estuvieron al lado del pueblo en la reconstrucción y defensa de la ciudad. Cristo Jesús dijo: "Mas yo estoy entre vosotros como el que sirve" (Lc. 22:27); y Nehemías y sus ayudantes tuvieron la misma actitud.

4- Nehemías también fue un ejemplo en otro sentido: No solamente pagó por su propio sustento, sino que también compartió lo que tenía con otros (Neh. 5:17, 18).

Dio de comer con regularidad a más de 150 invitados, tanto residentes como visitantes, y les sirvió una buena comida. (Véase 1 R. 4:22, 23 para la provisión diaria de Salomón.) Se estima que esa cantidad de alimentos satisfaría las necesidades de más de 500 invitados, de forma que Nehemías debió tener su casa abierta constantemente. O quizá compartía lo que sobraba con los obreros en los muros. En cualquier caso, fue generoso con otros y no pidió recompensa.

Le animamos a continuar aprendiendo sobre la vida del siervo y líder, Nehemías, estudiando el curso Seamos Decididos, lecciones que encuentra en el Ciclo de Estudios de Libros de la Biblia. ¡Inscríbase hoy y comience está serie de estudios bíblicos!

Escrito por:   W. Wiersbe - Seamos Decididos: Nehemías    Fecha de publicación  2/17/2012 4:42 PM
Número de visitantes  1202


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad