BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
El altar de Cristo

"...debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote..." Hebreos 2:17
Delante del sumo sacerdote, bajo el brillante sol de Medio Oriente, había dos machos cabríos sin defecto. Se echaron suertes, y el sacerdote lentamente condujo uno de ellos al altar para matarlo y ofrecerlo por el pecado del pueblo. Su sangre se roció sobre el propiciatorio. Ese macho cabrío fue un sacrificio.
El otro, conocido como Azazel, o cordero de la expiación, representa otra verdad. El sacerdote colocaba ambas manos sobre la frente del macho cabrio y confesaba los pecados de Israel. Después, lo soltaba y dejaba que fuera al desierto. Al perderse en aquel lugar, para no volver nunca más, simbólicamente llevaba consigo los pecados. Desaparecían. El pueblo se reconciliaba con Dios. Ese animal era un sustituto.
Ambos machos cabríos eran figuras de lo que Cristo haría por nosotros. La cruz se convirtió en un altar donde el Cordero de Dios dio Su vida como sacrificio por el pecado. Y lo que el macho cabrío representaba para los israelitas -la remoción de sus pecados- Jesús lo cumplió de verdad. Él se convirtió en nuestro sustituto. Al identificarnos con El por ser creyentes, nuestros pecados han sido borrados completamente.
Dos machos cabríos que representan dos verdades: sacrificio y sustitución. Ambas cosas se cumplieron en Cristo cuando murió en la cruz y expió por completo nuestros pecados. ¡Alabado sea Dios!.

Reflexión: Jesús ocupó nuestro lugar para darnos Su paz.

Escuche en BBN Nuestro Pan Diario en el siguiente horario:
De Lunes a Viernes a las 7:00 AM. Sábado a las 00:00 AM y 11:00 AM. Domingo a las 00:00 AM y 8:00 AM.


Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  4/6/2012 10:42 AM
Número de visitantes  1256


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad