BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La espiritualidad se hace evidente en el Carácter

Es mas fácil caracterizar la espiritualidad que definirla. Y las características bíblicas de la espiritualidad nos proveen de pruebas concretas por las cuales podemos determinar si una persona es o no es espiritual. ¡A decir verdad, son demasiado específicas para desafiarnos!
¿Cómo podemos saber si somos espirituales? Veamos las pruebas:

La espiritualidad es evidente en el creyente:  En su Carácter
Si la espiritualidad implica el control del Espíritu (Ef.5:18),y si el Espíritu ha venido a glorificar a Cristo (Jn. 16:14),entonces la persona espiritual manifestará a Cristo en su carácter y en sus acciones. El glorificar es mostrar, desplegar o manifestar. La evidencia de que el Espíritu Santo controla una vida no se encuentra en las manifestaciones del Espíritu sino en la presentación de Cristo.
El fruto del Espíritu (Gá. 5:22, 23) es una descripción perfecta del carácter de Cristo; así que el cristiano que es espiritual mostrará amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Estos son los rasgos que describirán su carácter.
En su conducta el creyente espiritual imitará a Cristo. Uno de los énfasis equivocados de la enseñanza de la vida victoriosa hoy consiste en rebajar este aspecto de la verdad. Se nos dice que no imitemos a Cristo porque esto implica un esfuerzo que es obra de la carne; más bien, deberíamos sencillamente dejar que Cristo viva su vida en nosotros. La verdad es que no necesitamos inclinarnos por una de estas dos opiniones, porque ambas son escriturales.
Cristo vive en mí, y la vida que ahora vivo la vivo por fe en el Hijo de Dios (Gá. 2:20), pero también se me exhorta que «siga sus pisadas» ( 1P. 2:21) y a andar como él anduvo ( 1Jn. 2:6).
Obviamente si se deja al Espíritu Santo producir el carácter de Cristo en un individuo, la vida que viva imitará a Cristo. Uno de los estudios más provechosos de los Evangelios consiste en tomar nota de los detalles de la vida del Señor que nosotros, como seguidores suyos, haríamos bien en imitar. He aquí algunas sugerencias.
En su ministerio y vida pública el Señor mostraba siempre compasión (Mt. 9:36; 14:14; 15:32; 20:34; Mr.6:34; 8:2; Lc.7:13). Siempre se veía su amor por la gente ( Mr. 10:21; Lc. 19:41). Constantemente ofrecía ayudar a otros antes que se lo pidieran (Mr. 8:7; 12:15; Lc. 13:12, 13; Jn. 5:6), sirviéndolos tanto en sus necesidades físicas como espirituales ( Jn. 6). Buscaba a la gente para poderles llevar el mensaje de Dios (Mt. 4:18; 9:35; 15:10; Mr. 4:1; 6:2; Lc. 4:14), y su ministerio bendecía los corazones de los oyentes ( Lc. 24:32).
El secreto de tal ministerio público se encuentra en su vida personal, porque nuestro Señor conoció y empleó la Palabra de Dios (Mt. 4), y constantemente mantenía comunión con su Padre celestial por medio de la oración (Mt. 14:23; Mr. 1:35; Lc. 5: 16; 6: 12; 9:18 y 29; 11:1). Estos son algunos detalles del modelo que el cristiano debería seguir para moldear su vida de forma que la gloria de Dios resplandezca en ella. El cristiano espiritual tiene un carácter semejante al de Cristo y lo muestra en su conducta cristiana.
Si desea saber más sobre las características de la espiritualidad le invitamos a estudiar el curso Equilibrio en la Vida Cristiana. Estas interesantes lecciones las encuentra en el Ciclo de Estudios de Vida y Hogar Cristiano. Inscríbase Hoy y comience a estudiar Totalmente Gratis.

Escrito por:   C. Ryrie - Equilibrio en la Vida Cristiana    Fecha de publicación  5/8/2012 4:25 PM
Número de visitantes  1800


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad