BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Por qué tenemos confianza en la Biblia

¿Cuál es la autoridad final en su vida? Quiero decir, cuando usted se ve acorralado, cuando en realidad está con la espalda contra la pared, cuando se ve obligado a enfrentar la realidad, ¿en qué se apoya?
Antes de que responda demasiado aprisa, piense al respecto por unos momentos. Cuando se trata de establecer una normativa de moralidad, ¿qué es su guía? Cuando necesita una brújula ética para hallar el camino para salir de la selva ética, ¿dónde está el norte? Cuando está en un mar tormentoso y agitado de emociones, ¿qué faro le muestra donde hallar la orilla?
No puede haber autoridad más confiable en la tierra que la palabra de Dios, la Biblia. Esta fuente eterna, confiable, de verdad tiene la clave para abrir los misterios de la vida. Sólo ella nos provee el refugio que necesitamos en las tormentas. Pero necesitamos entender por qué. ¿Por qué la Biblia califica como nuestra autoridad final?
La Palabra de Dios es Verdad
“Tu palabra es verdad,” dijo Jesús a orar al Padre (Juan 17:17). Verdad, verdad real, verdad en la que se puede confiar, verdad que nunca se marchita ni se agría, verdad que nunca es tiro por la culata ni hará que uno se desvíe, esa es la verdad de la Biblia. De eso es de lo que se trata la Biblia. Por eso la Biblia nos provee el respaldo constante y necesario.
El Libro de Dios Es la Voz de Dios
La Biblia es “el mensaje de Dios.” Es, de hecho, “la palabra de Dios.” El apóstol Pablo testificó claramente esa verdad en su Primera Carta a los Tesalonicenses: "Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes" (1 Ts. 2:13). Piénselo de esta manera: el Libro de Dios es, por así decirlo, la voz de Dios. Si nuestro Señor se hiciera visible y volviera a esta tierra, y hablara su mensaje, estaría en línea con la Biblia. Su mensaje de verdad encajaría exactamente en lo que uno ve en las Escrituras: su opinión, su consejo, sus mandamientos, sus deseos, sus advertencias, su mismo corazón, su misma mente. Cuando uno descansa en la voz de Dios - su mismo mensaje - uno tiene un cimiento seguro; tiene verdad en la que puede confiar; tiene poder que imparte nueva vida y deja en libertad la gracia por la cual uno puede crecer en fe y dedicación. Si usted desea entender mejor su Biblia, le animo a estudiar los siguientes cursos:
- Doctrina Bíblica
- La Biblia la Palabra de Dios
- Volviendo a la Biblia
- Como Estudiar la Biblia para Enseñarla 
- Descifrando y Estudiando las Profecías
Conozca mejor las Sagradas Escrituras estudiando con nosotros absolutamente Gratis, ¡Inscríbase hoy!


Escrito por:   Charles Swindoll.    Fecha de publicación  6/21/2012 4:36 PM
Número de visitantes  953


Próximo: Él me cuida bien
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad