BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
La prueba de tu fe


Ya sabemos que las pruebas vendrán (Stg. 1:2 y 3), y que éstas acarrean beneficios al producir paciencia y resistencia en nuestro carácter (v. 3). Ahora debemos prestar atención a la nueva enseñanza de Santiago. Él nos dice que aquello que es probado es nuestra fe (también en el versículo 3).
¿Qué es la fe? Se han escrito volúmenes enteros para responder a esta pregunta. Sin embargo, la definición más sencilla es que la fe es creer o confiar. Para ampliar esta breve definición, podemos decir que la fe es la confianza en Dios y la obediencia a Él. En un sentido más específico, la fe -auténtica fe salvadora- es creer en el Señor Jesucristo. Esto conduce a las personas a someterse por completo a su autoridad, y a depositar su entera y exclusiva confianza en Él para alcanzar la salvación -el perdón de pecados, la seguridad y la gloria de la vida eterna. La fe salvadora en Cristo luego nos mueve a obras de fe y de sometimiento diario y práctico a las verdades reveladas por Dios en la Biblia para cada aspecto de la vida.

La prueba de tu fe
Echemos un vistazo a aquello que no es probado. El versículo no dice que tu cuerpo haya sido probado, si bien podría estar involucrado en el proceso. El apóstol Pablo, que era siervo de Dios, padeció "un aguijón en la carne" (2 Co. 12:7). Con todo, después de orar a Dios tres veces para pedirle que retirara esa aflicción, Pablo se regocijó al darse cuenta de que la gracia de Dios era suficiente, y se glorió en esa verdad. Nada había cambiado. El "aguijón" seguía ahí, pero la fe de Pablo se arraigó más en Dios.
Tampoco dice que tus emociones sean probadas, aunque tus pruebas pueden sacarlas a relucir, e incluso tú puedes sentir que estás al límite de tu capacidad. Un tratamiento doloroso, ver cómo sufre o muere un ser querido, vivir bajo el mismo techo con un adolescente que no se comunica, estar casada con un hombre alcohólico -estas y muchas otras pruebas provocan emociones fuertes. La Biblia llama a los cristianos a controlar sus emociones, a soportar las pruebas con dominio propio (Gá. 5:23). Entonces ¿qué se somete a prueba? Tu fe. La fe es constante cuando las circunstancias son favorables. Pero en tiempos adversos tu fe en Dios se ejercita y activa. Como reza el dicho: "La adversidad, divina universidad". Es la herramienta que Dios usa para enseñar. Y la fe probada produce un carácter probado. La prueba aumenta tu capacidad para soportar el dolor físico. Te enseña a usar tu mente para pensar y ver la vida y las dificultades a través de los ojos de Dios, según su perspectiva, que por lo general difiere por completo de la nuestra. Él declara: "Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos" (Is. 55:8). A medida que adquieres autocontrol y que vives sobre la roca de fe, tus emociones inestables serán aplacadas.
Cambie su perspectiva en cuanto a los problemas y las pruebas de la vida, estudiando el curso “Encuentra la senda de Dios en medio de tus Problemas”. Estás lecciones las encuentra disponibles en el Ciclo de Estudios Bíblicos para Mujeres. Inscríbase hoy mismo en el Instituto Bíblico de BBN y recuerde que usted puede estudiar la Biblia con nosotros absolutamente Gratis.

Escrito por:   E. George - La senda de Dios en los Problemas    Fecha de publicación  6/22/2012 4:20 PM
Número de visitantes  1756


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad