BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Dios siempre cumple lo que promete

¿Tiene dudas acerca de lo que el Todopoderoso ha prometido? El es fiel a su palabra, a su debido tiempo cumplirá lo que ha dicho.  Tome en consideración el caso de Abraham, el Altísimo le había expresado que sería padre de muchas naciones: “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido”. (Epístola a los Romanos capítulo 4 versículos 20-21).  Es muy probable que hoy se haya levantado sin esperanza, sin fuerzas para continuar en el camino de la fe. Mira alrededor y siente como si todo estuviera en su contra, se mueve con pasos imprecisos, tal parece que la inestabilidad se ha constituido en su compañera inseparable. Alce los ojos y contemple la hermosura de los cielos, crea que nuestro Dios es soberano y tiene el absoluto control ante cualquier situación. Si ha confiado en lo que dice el Omnipotente, espere con paciencia. El profeta Eliseo ante la crisis que se vivía por el sitio de Samaria manifestó: “Oíd palabra de Jehová: Así dijo Jehová: Mañana a estas horas valdrá el seah de flor de harina un siclo, y dos seahs de cebada un siclo, a la puerta de Samaria”.  En la Versión Popular  dice: “Escucha la palabra del Señor. El Señor dice: Mañana a estas horas, a la entrada de Samaria se podrán comprar siete litros de harina por una sola moneda de plata, y también por una moneda de plata se podrán comprar quince litros de cebada”. (2º Libro de Reyes capítulo 7 versículo 1).  Ante tal declaración no faltó la incredulidad: Versión popular: “El ayudante personal del rey respondió al profeta: Aun si el Señor abriera ventanas en el cielo, no podría suceder lo que has dicho. Pero Eliseo contestó: Pues tú lo verás con tus propios ojos, pero no comerás de ello.” (2º Libro de Reyes capítulo 7 versículo 2).   Si hubiera tenido la oportunidad de escuchar al profeta Eliseo, ¿cuál habría sido su reacción?  Ante lo que Dios nos ha expuesto a través de su Palabra sólo hay dos alternativas: creer o dudar.  Espero que tome la mejor decisión, créale al Padre Eterno. “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió”. (Epístola a los Hebreos capítulo 10 versículo 23).

Escrito por:   Saturno Colmenares - Locutor de BBN    Fecha de publicación  9/11/2012 2:04 PM
Número de visitantes  1080


Próximo: Una puerta abierta
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad