BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Una ambición honorable - Segunda Parte

“Si alguno aspira a ser supervisor, a noble función aspira”. 1 Timoteo 3:1 (NVI)
Pablo nos insta al trabajo de dirigir la iglesia, la obra más importante del mundo. Cuando nuestros motivos son los correctos, este trabajo produce dividendos eternos. Durante los días de Pablo, sólo un profundo amor a Cristo y una genuina preocupación por la iglesia podía motivar a la gente a buscar la oportunidad del liderazgo. Pero en muchas culturas de hoy, donde el liderazgo cristiano conduce al prestigio y privilegio, la gente aspira al liderazgo por razones totalmente indignas y egoístas, y así fue que Jeremías le dio a Baruc un consejo simple pero muy sabio: Y tú buscas para ti grandezas? No las busques... » (Jer. 45:5). El profeta no condenaba toda ambición como pecado, sino que señalaba la motivación egoísta que hace de la ambición algo malo: "¿ .. .para ti grandezas?». El deseo de ser grande no es pecado. La motivación es lo que determina el carácter de la ambición. Nuestro Señor nunca enseñó en contra del impulso por las realizaciones superiores, pero expuso y condenó la motivación indigna.
Todos los cristianos son llamados a desarrollar los talentos que Dios les ha dado, a sacar el máximo provecho de sus vidas, a desarrollar al máximo los poderes y capacidades que Dios les ha dado. Pero Jesús enseñó que la ambición que se centra en el ego es mala. Al hablar a los pastores jóvenes que estaban por ser ordenados, el gran líder misionero anglicano, obispo Stephen Neill, dijo: «Me inclino a pensar que la ambición en cualquier sentido ordinario del término es casi siempre algo pecaminoso en los hombres ordinarios. Estoy seguro que en el cristiano es siempre algo pecaminoso, y que es más imperdonable en los pastores ordenados que en ninguna otra persona.»
La palabra ambición viene de una palabra latina que quiere decir «hacer campaña para la promoción» . La frase sugiere una variedad de factores: visibilidad y aprobación social, popularidad, reconocimiento de parte de los congéneres y el ejercicio de la autoridad sobre otras personas. En este sentido, la personas ambiciosas gozan del poder que viene con el dinero y la autoridad. Jesús no tenía tiempo para las ambiciones que nuestro ego pudiera albergar. El verdadero líder espiritual jamás hará «campaña para la promoción».
A sus discípulos «ambiciosos» Jesús les anunció una nueva norma de grandeza: «Sabéis que los que son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y sus grandes ejercen sobre ellas potestad. Pero no será así entre vosotros, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero, será siervo de todos» (Mr. 10:42-44). Consideraremos esta asombrosa declaración en un capítulo más adelante.
En el comienzo de cualquier estudio sobre liderazgo espiritual, este principio maestro debe enfrentarse con toda equidad: La verdadera grandeza, el verdadero liderazgo, se encuentra cuando el líder se dedica a servir a otros, no a engatusar o inducir a otros a que lo sirvan a él. El verdadero servicio jamás viene sin costo. A menudo viene con un doloroso bautismo de sufrimiento. Pero el verdadero líder espiritual centra su atención en el servicio que puede rendir a Dios y a otras personas, no en los subproductos y adornos del oficio supremo o título santo. Nuestro objetivo debe ser que pongamos más dentro de la vida que lo que saquemos de ella.
Prepárese o examine su liderazgo, estudiando el curso Liderazgo Espiritual. Este curso lo encuentra en el Ciclo de Estudios de Servicio Cristiano. Inscríbase hoy y comience a estudiar este y otros desafiantes cursos.

Escrito por:   O. Sanders - Liderazgo Espiritual    Fecha de publicación  9/25/2012 4:38 PM
Número de visitantes  942


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad