BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Carta al Estudiante - Marzo 2014 - issue 9

Estudiante del Instituto Bíblico de BBN


Hola Amigo/a:
Te saludo y te deseo la más rica bendición de Dios para tu vida y los tuyos. Es un privilegio escribirte; gracias por leer este devocional, espero que su consejo sea oportuno en tu vida, y te anime a continuar en esta preciosa vida cristiana que Dios nos regala.

DESCANSA
En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. —Salmo 23:2-3
A veces, nuestro perro se altera tanto que tiene convulsiones. Para prevenir que eso suceda, tratamos de calmarlo. Lo acariciamos, le hablamos con voz suave y le decimos que se acueste y descanse. Pero cuando oye «acuéstate y descansa», mira para otro lado y empieza a quejarse. Finalmente, con un dramático suspiro de resignación, obedece y se tira al suelo.
En ocasiones, nosotros también necesitamos que nos recuerden que debemos descansar. En el Salmo 23, aprendemos que nuestro Buen Pastor «en lugares de delicados pastos [nos hace] descansar» y que nos guía «junto a aguas de reposo». Sabe que nos hace falta esa tranquilidad y descanso, aun cuando nosotros no nos damos cuenta.
Nuestro cuerpo está diseñado para descansar con regularidad. Dios mismo reposó al séptimo día, después de su obra creadora (Génesis 2:2-3; Éxodo 20:9-11). Jesús sabía que había un tiempo para servir a las multitudes y otro para descansar. Instruyó a sus discípulos: «Venid vosotros aparte […] y descansad un poco» (Marcos 6:31). Cuando descansamos, nos renovamos y re-enfocamos. Si llenamos todo el tiempo con actividades, incluso con cosas válidas, Dios suele captar nuestra atención haciéndonos acostar y «descansar».
El descanso es un don, una dádiva buena de nuestro Creador que sabe exactamente lo que necesitamos. Alabémosle por hacernos descansar en delicados pastos.
Reflexión: Si  en ciertos momentos de la vida no nos retiramos y descansamos, podemos desmoronarnos y caer en precipicios emocionales  y espirituales.
Escrito por: Editores de Nuestro Pan Diario

Instituto Bíblico

Cursos sugeridos:(link)

- 21200 Guarda tu Corazón
- 21700 Camino a la Restauración

Estimado amigo, recuerda que en la página del Instituto tienes muchas ayudas para no perder tu tiempo cuanto lo dispones para el estudio, por favor lee Ayudas a sus Preguntas. Gracias por estudiar con BBN.

Dios te bendiga Ricamente!

Escrito por:   Equipo de trabajo del BBNBI    Fecha de publicación  5/12/2014 9:04 AM
Número de visitantes  2515


Próximo: Una salida
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad