BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Manteniendo la mirada en nuestro Líder

[Jesús] les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres. —Mateo 4:19
En El Hobbit, de J. R. R. Tolkien, los enanos se reúnen para enfrentarse a Smaug, el temible dragón, y recuperar el tesoro robado. A pesar de la búsqueda peligrosa y aterradora, Balin, el segundo al mando entre los enanos, expresa su confianza en Torin: «Hay uno a quien podría seguir; uno a quien podría llamar Rey». La confianza en su líder fortalecía su compromiso con la misión, por más peligrosa que fuera.
Cuando Jesús empezó su ministerio terrenal, reunió un grupo que lo acompañaría en la tarea de rescatar el tesoro de almas perdidas de manos de nuestro enemigo, Satanás. Cuando los llamó, les dijo: «Venid en pos de mí» (Mateo 4:19). Para ellos, seguir a Jesús significaría una gran transición, de ser simples pescadores a pescar hombres y mujeres atrapados en las redes del pecado. Pero la tarea no siempre sería fácil. Para referirse a esta empresa, Jesús habló de llevar la cruz y seguirlo (ver Mateo 16:24; Marcos 8:34; Lucas 9:23).
¿Cómo permanecemos firmes en la batalla para reclamar los tesoros perdidos de Cristo cuando parece intimidante o incómoda? Manteniendo la mirada en nuestro Líder. Sin duda, Él es digno; alguien a quien podemos seguir, ¡a quien podemos llamar Rey!

Sigue a tu Líder sirviendo a los que te rodean

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  5/29/2014 1:47 PM
Número de visitantes  9912


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad