BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Sector del estudiante
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
contraseña:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Lecciones para la solución de conflictos - Segunda Parte

Aprendimos en esta lección dos aspectos importantes para resolver conflictos sin enojarnos. Recuerde los puntos principales:
Primero: La ira nos hace perder la perspectiva.
Segundo: Sencillamente no conocemos todos los hechos.
Debemos decir también que Pablo escribió: No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor (Ro. 12:19). David y Pablo estaban de acuerdo: Dios nos reivindicará en su propio tiempo; creámoslo y actuemos de acuerdo a esto.

Tercero: Miremos la injusticia a través de los ojos de la cruz.
Por supuesto que David no pudo tener esta perspectiva, pero nosotros sí. ¿Dónde está la justicia? Clamamos cuando vemos maldades que no son respondidas, actos que no son castigados. Pedro nos dice lo que Cristo hizo cuando fue acusado falsamente:…quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente... (1 P.2:23). Cristo no se vengó porque sabía que esa injusticia sólo era temporal. Realmente, este caso sería analizado meticulosamente por la Corte Suprema, y la justicia vendría.
Podemos perdonar a quienes nos han hecho mal, sin renunciar a nuestro deseo de justicia. Sencillamente debemos darnos cuenta que nuestro caso no puede ser juzgado inmediatamente, pero estar seguros que será juzgado por Dios mismo. Finalmente la verdad será evidente, y la justicia impuesta con imparcialidad. El perverso continuará atacando al justo, el acaudalado explotando al pobre, algunos empleadores estafando a los empleados lo que les pertenece, y algunos padres siendo crueles con sus hijos. ¿Qué le dice usted a la persona a quien le han robado el dinero que le pertenece? 0, ¿A quien es víctima de crueles mentiras y aun de la violencia? A los tales debemos decirles: "Dios le ha confiado la misma clase de sufrimiento que soportó su Hijo”. Ser tratados injustamente es seguir las pisadas de Cristo.
Hagamos lo que podamos para rectificar las injusticias de este mundo; usemos cualquier medio que nuestra cultura tenga disponible para defender al oprimido y castigar al culpable. Pero también aceptemos el hecho cruel que millones de injusticias nunca serán corregidas mientras estemos en este mundo, y que nuestra búsqueda terrenal para que se imponga la justicia siempre quedará corta.
David podía haber regresado donde el insensato Nabal, a fin de volver a razonar con él. Pudo haber ido un paso más allá y demandar el pago con la amenaza de la espada, o sencillamente haberle entregado su queja al Todopoderoso Dios, confiando en que Él lo reivindicaría y supliría la comida necesaria. Cualquiera de estas opciones habría sido mejor que la que él había planeado.
Gracias a Dios, Él siempre interviene para guardarnos de pecar. Todos los días deberíamos orar: "O Dios, que cuando deseo hacer el mal, no tenga la oportunidad, y que cuando tenga la oportunidad ¡No tenga el deseo!" Sin el control de Dios, haría tiempo que muchos de nosotros habríamos arruinado nuestras vidas y reputaciones. Podemos resolver algunos conflictos, pero otros es mejor dejárselos a Dios. Ambas clases serán meticulosamente juzgadas de nuevo en el tiempo venidero, para el cual no falta mucho.
Estudie y aprenda a manejar sus conflictos, estudiando con nosotros la vida de David, estudiando la serie Creciendo a través del Conflicto. Estas lecciones las encuentra en el Ciclo de Estudios de Personajes Bíblicos. Inscríbase hoy mismo, estudiar en el Instituto de Bíblico de BBN es absolutamente Gratis.

Escrito por:   E. Lutzer - Creciendo a través del Conflicto    Fecha de publicación  7/2/2014 2:00 PM
Número de visitantes  343


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad