BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Carta al Estudiante - Agosto 2014 - issue 14
Noticias para el Estudiante de BBN
Estimado estudiante:
Con gran gozo y con mucho placer vuelvo a escribirte dando gracias al Señor Jesús que me permite compartir estas noticias y animarte a continuar escudriñando los ricos tesoros de la Palabra de Dios. No olvides que decaemos espiritualmente cuando nos alejamos de la Escritura. Nuestra dependencia de Él en oración, con la lectura, meditación y estudio, es siempre necesaria para crecer y estar avisados frente a nuestro propio pecado. Sigue estudiando, repasa, anota los versículos y conceptos; eso además renovará tu mente y corazón. Apliquemos las palabras del profeta: “Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová (Os. 6:3)”.

Ejemplo de humildad
… Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. —Santiago 4:6
Durante la época de Semana Santa, mi esposa y yo asistimos a una reunión en una iglesia donde los participantes procuraban representar los sucesos que Jesús y sus discípulos experimentaron la noche antes de que Él fuera crucificado. Como parte de la reunión, los miembros del personal de la iglesia les lavaron los pies a algunos de los colaboradores voluntarios de la congregación. Mientras miraba, me preguntaba qué expresa más humildad en nuestra época: ¿lavar los pies de otra persona o que alguien lave los nuestros? Tanto unos como otros, los que estaban sirviendo y los servidos, mostraban distintos aspectos de la humildad.
Cuando Jesús y sus discípulos se reunieron para la última cena (Juan 13:1-20), el Señor, en un servicio humilde, les lavó los pies a sus seguidores. Pero Simón Pedro se resistió, diciendo: «No me lavarás los pies jamás. Jesús le respondió: Si no te lavare, no tendrás parte conmigo» (13:8). Lavar los pies no era un simple ritual; También puede verse como una ilustración de nuestra necesidad de ser limpiados por Cristo; una limpieza que nunca se llevará a cabo si no estamos dispuestos a ser humildes delante del Salvador.
Santiago escribió: «Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes» (Santiago 4:6). Recibimos la gracia de Dios cuando reconocemos su grandeza, ya que Él se humilló a sí mismo en la cruz (Filipenses 2:5-11).
La posición más poderosa en la Tierra es arrodillarse ante el Señor del Universo.
Autor: Editores de Nuestro Pan Diario.

Instituto Bíblico
Cursos Disponibles:
- 51100 ¿Por qué cosas debo orar?
- 52200 La oración del Padre Nuestro

No permita que “¡el no entiendo cómo se usa el sitio del Instituto Bíblico de BBN!” te robe el tiempo, lea: Ayuda a sus preguntas. Gracias
¡Que disfrutes de un hermoso fin de semana, nosotros tendremos feriado el lunes para disfrutarlo con la familia o aquellos que Dios a puesto como familia!
Bendiciones!!

Escrito por:   Equipo de trabajo del BBNBI    Fecha de publicación  9/2/2014 10:22 AM
Número de visitantes  2963


Previo: Vivir en amor
Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad