BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Un Nacimiento Especial

Lea: Isaías 7:10-15
… He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. —Isaías 7:14
Las páginas de las Escrituras destacan el nacimiento de varios bebés: Caín, el primero en nacer después de la creación; Isaac, la esperanza del futuro de Israel; Samuel, la respuesta a la oración ferviente de una mujer. Todos son sumamente importantes y esperados con gran gozo. Y, en todos los casos, los escritores de la Biblia describen el acontecimiento de la misma manera: la madre concibió y dio a luz un hijo (Génesis 4:1; 21:2-3; 1 Samuel 1:20).
Ahora consideremos el nacimiento de otro varón, Jesús, cuya llegada se describe con mucho más detalle, ya que unas pocas palabras, evidentemente, no bastaban para narrarlo. Miqueas nos revela dónde nacería: en Belén (5:2); Isaías declara que su madre sería virgen (7:14) y que Él vendría para salvar a los seres humanos de sus pecados (capítulo 53).
El Nuevo Testamento nos da información clave sobre cuál sería su nombre y por qué se llamaría así (Mateo 1:21); dónde nacería, para que se cumpliera la profecía (2:6); y cómo formaban parte del plan de Dios la madre que lo daría a luz y el padre que lo adoptaría (1:16).
El nacimiento de Jesús está por encima de todos los demás. Su venida cambió el mundo y puede transformar nuestra vida. ¡Celebremos al Señor!

Cristo es el regalo más maravilloso que el hombre puede conocer.

Escrito por:   Editores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  12/15/2014 8:41 AM
Número de visitantes  2360


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad