BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Él es Grande y ha hecho obras poderosas
¡Alabado sea [el Señor] con flautas e instrumentos de cuerda! (Sal. 100:4 rvc).
Después del gol que Asamoah Gyan, de la selección de fútbol de Ghana, le marcó a Alemania en el Mundial de 2014, todo el equipo lo festejó con un esquema coordinado de pasos de baile. Cuando el alemán Miroslav Klose marcó su gol a los pocos minutos, hizo una voltereta en el aire. «Los festejos en el fútbol son espectaculares porque revelan la personalidad, los valores y las pasiones de los jugadores», afirma Clint Mathis, un jugador que participó en el Mundial de 2002.
En el Salmo 150, el salmista invita a «todo lo que respira» a alabar al Señor de diferentes maneras. Sugiere que usemos trompetas y arpas, instrumentos de cuerdas y flautas, y que lo hagamos al ritmo del pandero. Nos insta a alabar, honrar y adorar a Dios de manera creativa y apasionada, porque Él es grande y ha hecho obras poderosas por su pueblo. Estas manifestaciones externas brotan de un gozo interior incontenible. «Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya» (v. 6), declara el salmista.
Nuestra alabanza a Dios debe ser siempre significativa y de corazón. Cuando pensamos en los atributos del Señor y en su obra a nuestro favor, no podemos evitar honrar su Nombre y su Persona con nuestra alabanza y nuestra adoración.

¿Cómo te ha motivado la lectura de este salmo a expresar tu alabanza y adoración al Señor?


Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  12/14/2015 9:02 AM
Número de visitantes  9114


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad