BBN Radio
Cómo Ir Al CieloRadioInstituto BíblicoChatRecursosIdiomasDonacionesContáctenos
Inscribirse|Acceso a los Cursos|Ayudas a sus Preguntas|BI Ayuda de Audio|Quienes somos|Herramientas|Testimonios|
Datos de ingreso
Entrada del estudiante
nombre del usuario:
Contraseña p/este sitio:


¿olvidó su contraseña?
¿olvidó su usuario?
No es un estudiante aún
Ministerio de Reconciliación

… siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo… (Romanos 5:10).
Mientras Martin Luther King Jr. predicaba un domingo por la mañana en 1957, intentaba resistir la tentación de contraatacar a una sociedad sumergida en el racismo. «¿Cómo puedes amar a tus enemigos? —le preguntó a la congregación—. Comienza por ti mismo.... Cuando se presente la oportunidad de derrotarlos, ese es el momento en que no debes hacerlo».
King citó las palabras de Jesús: «Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos» (Mateo 5:44-45).
Al pensar en quienes nos dañan, es sabio recordar que nosotros también éramos enemigos de Dios (ver Romanos 5:10). Pero Él «nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación» (2 Corintios 5:18). Ahora tenemos una obligación santa: «nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación» (v. 19). Debemos llevar este mensaje al mundo.
Las tensiones políticas y raciales no son nada nuevo, pero la tarea de la iglesia es evitar las divisiones. No debemos atacar a quienes tienen opiniones diferentes o, incluso, buscan destruirnos.

Nuestro «ministerio de la reconciliación» imita el corazón de siervo generoso de Cristo.

Escrito por:   Escritores de Nuestro Pan Diario    Fecha de publicación  1/18/2016 2:22 PM
Número de visitantes  1099


Login                                                                                           Herramientas bíblicas   Derechos de autor   Privacidad